Friday, May 22, 2015

Cochabamba Megaobra frena 10 proyectos de agua

Diez proyectos de riego y agua potable, elaborados para beneficiar a 15 comunidades productoras de Colomi, están paralizados por la ley 628 que concede a Corani el uso del agua de las cuencas del río Paracti para la hidroeléctrica San José, que es construida por una empresa china.

El alcalde de Colomi, Valentín Inturias, pide que se derogue la ley porque no hubo proceso de consulta para el uso del recurso natural.

Los pobladores temen por sus cultivos, su principal fuente de ingresos.

La ley cuestionada fue promulgada por el Gobierno en enero pasado y establece que en un perímetro de 432,3 metros cuadrados, alrededor de la cuenca del río Paracti, los pobladores no pueden usar el agua de esa cuenca, ni de los afluentes, ni del rebalse de la represa Corani.

De las 15 comunidades afectadas, Pampa Tambo, Paracti, Miguelito y San José son productoras de frutas y hortalizas por lo que dependen del agua de las cuencas para el riego de sus cultivos.

Durante la visita hecha por este medio, Inturias afirmó que “nosotros somos los dueños del agua, no ellos”, a tiempo de negarse a cualquier negociación sobre el empleo del agua que proviene de las cuencas del río Paracti y otros afluentes.

La ley Nº 628 autoriza a la Empresa Eléctrica Corani, como subsidiaria de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), “el aprovechamiento de aguas de la cuenca hidrográfica del río Paracti” para la generación de energía eléctrica.

Según Inturias, la normativa no fue sometida a proceso de consulta con los comunarios y fue una decisión “autoritaria” de la que no tenían conocimiento. “Se ha sacado una ley muy a oculto de nosotros y con eso nos quieren hacer callar”, señaló.

Además de los 10 proyectos detenidos, hay otro proyecto de riego que debía beneficiar a 100 familias de la central Pampa Tambo que estaba en ejecución, pero tuvo que ser paralizado por la Gobernación ante la promulgación de la normativa.

El pasado 12 de mayo, el gerente de la empresa Corani, Carlos Rocabado, tuvo un acercamiento para negociar ese proyecto de riego. Sin embargo, según Inturias, la propuesta era viabilizar ese único proyecto y descartar los otros 10. “No podemos hablar sólo de ese proyecto, ¿qué va a pasar con las otras comunidades que quieren tener acceso a los otros proyectos?”, cuestionó.

La ejecución de la planta hidroeléctrica San José, ubicada a 43 kilómetros de Colomi, arrancó en enero del año pasado con una inversión de 244 millones de dólares garantizados por el Banco Central de Bolivia (BCB) y la Corporación Andina de Fomento (CAF). La planta tendrá una capacidad de generación de energía de 124 megavatios (MW).

Inturias aclaró que no están en contra de la construcción de la hidroeléctrica porque la empresa Corani cuenta con su represa, pero que no permitirán que también se utilice el agua proveniente de más de 20 afluentes.

Daño a tierras productivas

Otro reclamo de los comunarios es que la empresa china Sinohydro, que se adjudicó las obras civiles, red vial, regulación y obras de conducción para la planta hidroeléctrica, dañó propiedad privada y terrenos agrícolas de las comunidades de Miguelito, Pampa Tambo y San José para abrir sendas.

Roberto Patzi, uno de los comunarios de la región, contó que sólo en San José más de dos hectáreas árboles de palta y plantas de achojcha, lacayote y zapallos fueron invadidas para la construcción de nuevos accesos e instalación de tuberías para conductos. En el camino de ingreso hacia el campamento se observa la senda abierta por la empresa y los árboles y vegetación aplastados como si hubiera pasado una aplanadora.

Para hoy está prevista una reunión entre los sindicatos perjudicados y representantes de la Empresa Eléctrica Corani, en la que se analizarán los estudios técnicos realizados para la valoración de los daños.

Proyecto sin datos de avance

Consultado sobre el porcentaje de avance de las obras de la hidroeléctrica San José, el gerente general de la Empresa Eléctrica Corani S.A., Carlos Rocabado, dijo que los datos debe proporcionarlos ENDE.

Ante la consulta de este medio, en días pasados ENDE envió una presentación con datos de 12 proyectos hidroeléctricos, tres en ejecución y nueve en etapa de estudios. San José figura entre los tres proyectos en ejecución, pero no se registran porcentajes de avance. Tampoco hay información sobre las licencias ambientales, algo que sí aparece en los datos de algunos de los otros proyectos.

Vecinos reclaman por racionamiento de agua

Vecinos de las zonas 3 de Mayo y de Villa Pabón reclaman, por el racionamiento de agua potable, principalmente, los fines de semana. Al respecto, el gerente de Operaciones de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas), Edwin Chivas, se comprometió por segunda vez a solucionar el problema, en los siguientes días.

Tras la denuncia vecinal, personeros de Epsas y EL DIARIO, se dirigieron la zona de Villa Pabón, a fin de verificar el problema de la falta de agua potable, donde se visitó a tres viviendas del sector para verificar las denuncias.

Virginia Mamani, vecinas de una de las zonas afectadas, dijo que todos los fines de semana tienen racionamiento de agua, pero pese a las denuncias los funcionarios de Epsas no ponen soluciones a este problema, que a la fecha ha causado varios perjuicios a las familias afectadas.

Viviana Quirós, otra vecina, aseguró que en su domicilio no hay agua desde las 10.00 hasta las 18.00, a partir del sábado hasta el lunes, pese a que se realiza, cada mes, las cancelaciones regulares.

Berta Baizaga, también vecina, manifestó que el problema subsiste, pese a las denuncias realizadas, vía telefónica, a Epsas. La empresa pública de agua, pese a los constantes reclamos aún no realiza los trabajos de mantenimiento, para restablecer el servicio.

Al respectó, el gerente de Operaciones de Epsas, Edwin Chivas, se comprometió hacer una evaluación del sistema de agua potable y en diez días dar solución, para el restablecimiento del servicio, en la zona 3 de Mayo, donde se mejorará el sistema de bombeo, y Villa Pabón.

Thursday, May 21, 2015

Video Enviaron cisternas desde Potosí para abastecer de agua potable a las zonas altas de Sucre

Elapas dice que hoy se normalizará el servicio



Tras ocho días de penurias, la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (Elapas) garantizó que a partir de hoy todos los barrios de la ciudad tendrán el suministro del líquido, tras reparar el canal Ravelo, afectado por dos deslizamientos de un cerro.

Sin embargo, las zonas altas todavía recibirán agua a través de cisternas, pero esto, según el director de Comunicación de la empresa, Yhojan Vedia, es una situación que no tiene que ver con la emergencia, sino con los problemas estructurales de cobertura.

Vedia estimó que hasta anoche el 95% de la ciudad ya tenía el suministro y que en el transcurso de esta madrugada el servicio se iba a normalizar en su totalidad.

La empresa Agua Potable y Saneamiento de Potosí (AAPOS) se solidarizó con los pobladores de Sucre y envió dos cisternas que en la jornada de ayer distribuyeron el líquido a algunas zonas de la Capital.

Entretanto, la directora departamental de Educación, Carmen Vargas, aclaró que, pese a la falta de agua en escuelas y colegios de las zonas altas, las labores escolares no fueron suspendidas.

Elapas también comunicó que la reconstrucción del tramo del acueducto destruido tomará unos dos meses. Mientras tanto, logró realizar un bypass o desvío para permitir el transporte de los 1.200 metros cúbicos por hora que requieren.

Gobierno critica a Elapas; ésta responde que mejoró

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, cuestionó la administración de la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (ELAPAS) para justificar la no condonación de la deuda de 44 millones de dólares. Mientras tanto, aseguran que la distribución de agua por red ya se normalizó en toda la ciudad.
En una conferencia de prensa, el Ministro de Economía señaló que durante los últimos años no hubo una administración adecuada en ELAPAS, por ejemplo, citó que su eficiencia de recaudaciones alcanza al 86% frente al 90% de las demás empresas de servicios en el país.

“Esta mora de pagos de facturación no debería sobrepasar el 10%, hemos visto en el resto de las empresas de agua, en el caso de ELAPAS bordea el 14%, lo que demuestra que no es un tema de que el peso de la deuda que tiene ELAPAS sea el factor determinante de los problemas que seguramente debe estar atravesando esta empresa porque tiene malos indicadores financieros”, manifestó Arce, justificando la negativa del Gobierno a la condonación de la deuda contraída por proyectos Sucre I y Sucre II.

Además, señaló que en el encuentro gestionado por la Brigada Parlamentaria hace meses atrás, la solicitud de las autoridades locales fue la bolivianización de la deuda y no la condonación.

“Estuvimos analizando, y el pedido en ese momento de ELAPAS, de la Alcaldía de Sucre fue de que se bolivianizara la deuda; en ningún momento nosotros hemos recibido una solicitud formal de condonación”, dijo.

El gerente de ELAPAS, Edgar Campos, respondió que los indicadores a los que se refirió Arce son de gestiones anteriores ya que actualmente esto habría cambiado sustancialmente.

“Antes, la mora era del 70, 72 y 75% y nosotros, desde 2010 hemos ido subiendo paulatinamente hasta el 87%”, señaló Campos.

EL SERVICIO
El Gerente de ELAPAS informó que tras la solución al problema del derrumbe, la dotación de agua en Sucre es normal, consecuentemente sólo dos cisternas abastecieron ayer a algunas zonas altas donde no se había normalizado la distribución mediante la red.