Monday, September 1, 2014

Calicanto, un barrio que clama por agua potable


En la OTB Bárbara Lamas más conocida como las “Lomas de Calicanto”, ubicada en el Distrito 8 de la comuna Alejo Calatayud al sur de la ciudad, los habitantes viven en medio de múltiples carencias. No tienen agua potable, alcantarillado ni centro de salud. Los niños corren y juegan en calles polvorientas.

A pesar de que el acceso al agua es considerado un derecho humano, en Calicanto los vecinos viven un calvario para conseguir el líquido. El carro cisterna llega una vez por semana al barrio. La gente debe madrugar para comprar agua, porque el camión pasa a las 3:00 y despierta al vecindario con el sonido de su bocina. Los vecinos pagan entre 6 y 7 bolivianos por turril. Pero, no dura almacenado más de tres o cuatro días.

“A veces el agua viene bien, pero otras tiene gusanos o está sucia. Sólo dura tres o cuatro días, luego ya se vuelve verde”, expresó uno de los vecinos de Calicanto, Rubén Mamani.

La cisterna no llega un día específico de la semana. En ocasiones, aparece dos veces, pero también, hay semanas que no va.

Como otra alternativa para conseguir agua, los vecinos ponen sus turriles en el patio para recibir cuando llueve.

Otra de las necesidades que tienen los vecinos de las “lomas” es el alcantarillado. Según expresaron los habitantes, es un problema cuando llueve ya que el agua no es drenada, porque no existen alcantarillas. Además, debido a la falta de asfalto y como las calles son de tierra, excepto la avenida principal que está empedrada, todo se convierte en lodo y dificulta el tránsito.

También, las personas corren el riesgo de sufrir accidentes por el mal estado de los caminos.

En el lugar existe una caseta policial. Pero sólo se tiene un agente para resguardar a 2.000 vecinos. Esto provocó que durante mucho tiempo los antisociales cometieran delitos por la zona. Ante esta situación, los vecinos decidieron organizarse y cada noche realizan la vigilancia organizados en manzanos.

Otra de las necesidades es la salud. El centro más cercano se encuentra a 30 minutos de las “Lomas”, en la avenida Petrolera.

Y según afirmaron los vecinos, la atención es deficiente. “No nos atienden a los viejitos, prefiero curarme con plantas medicinales”, expresó Silvestre Idelfonso, vecino.

El transporte también es escaso y los pasajeros deben esperar hasta media hora en el centro de la ciudad para tomar uno de los trufis para llegar al barrio, en el extremo sur de la ciudad.

Comenzó de manera ilegal

La OTB Bárbara Lamas surgió hace aproximadamente 15 años como un asentamiento ilegal. Las personas construían sus casas con piedras y trataban de sobrevivir en medio de las inclemencias del tiempo y la falta de servicios básicos.

Con el paso del tiempo los vecinos iniciaron la legalización de sus terrenos para no tener conflictos con la ley. De este modo nació como OTB, pero aún así, no todas las casas cuentan con todos los documentos legalizados.

Algunas propiedades siguen en trámites debido a que necesitan la ayuda del presidente de la OTB, quien cambia en cada elección de directorio. Por lo tanto, cuando hay nuevo dirigente, muchos deben comenzar todo el papeleo para regularizar su situación.

En la actualidad, más de 2.000 personas viven en la zona. El barrio cuenta con una escuela. La línea de micros 8 es el único medio de transporte. Además, tienen una cancha de tierra, que según los vecinos prefieren que se mantenga así, porque si la convierten en pasto sintético, entonces, seguramente será enmallada y muchos de los niños ya no podrán jugar libremente como lo hacen ahora todas las tardes.



OPINIONES DE LOS POBLADORES

Rubén Mamani, vecino de Calicanto

Ya vivo aquí hace 15 años y ha mejorado muy poco. No tenemos asfalto en ninguna calle y sólo la avenida principal está más o menos empedrada. No tenemos centro de salud, sólo está el politécnico a unos 30 minutos, pero no atienden todo el día.
La luz sí está bien, eso sí tenemos desde que fundamos el barrio. Pero, no tenemos alcantarillado.

Silvestre Idelfonso, vecino de Calicanto

Nosotros tenemos necesidad de agua y alcantarillado. Cuando llueve agarramos en turriles también para poder mantenernos.
Pedimos también asfalto, porque en tiempo de lluvia no se puede caminar por el barro. A veces tenemos que bajar a pie a las 4:00 de la mañana, porque no hay movilidad muy temprano, necesitamos más líneas. También necesitamos gas domiciliario.

Severino Iriarte, vecino de Calicanto

Tenemos transporte, pero sólo una línea, necesitamos más. Puedo morir fácilmente, porque a penas ganamos para el pan del día. Todo es plata aquí, como no sembramos tenemos que tener sí o sí dinero para comer y hay días que no se tiene. Necesitamos centro de salud, porque ya estamos viejos para ir tan abajo. Lo que sí tenemos es policía, pero sólo uno no abastece.

Julia Sevillanos, religiosa

Yo atiendo a las familias, algunas veces he llevado hasta el hospital a algunas personas. Es un trabajo social de promoción específicamente. Las “esclavas” estamos contentas aquí de la mano de tantos niños. Se les da reforzamiento básico a los escolares. Vinimos desde el 2008 por nuestra opción con los más necesitados. Vimos las necesidades y decidimos priorizar la atención a los niños.

Nuevo estudio para confirmar la calidad del agua en las botellas de vidrio y plástico

Los materiales plásticos que se utilizan para envasar los alimentos están constituidos por pequeñas moléculas o monómeros que, junto a sus aditivos, pueden migrar al producto durante el proceso de fabricación del envase, el llenado o el almacenamiento.

Científicos del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA- CSIC) y el Laboratorio Oliver Rodés, en España, se han centrado en aquellos compuestos que se pueden transmitir desde las botellas de plástico o vidrio al agua. En concreto, han analizado cinco tipos de ftalatos –ésteres de ácido ftálico–, el dietilhexiladipato (DEHA), el octilfenol, el nonilfenol y el bisfenol A (BPA).

Estas sustancias son las habituales en la fabricación de los envases, pero pueden tener efectos tóxicos en los órganos reproductores y en el sistema endocrino si superan los límites que marca la legislación sobre materiales plásticos en contacto con alimentos.

Los investigadores han analizado aguas minerales de 131 manantiales y tres aguas potables preparadas de 94 marcas comercializadas en el país del estudio. Las muestras se tomaron justo después del envasado en las plantas embotelladoras y trascurrido un año de almacenamiento, para evaluar si durante ese tiempo se había producido la migración de componentes del plástico o aditivos. Los resultados se publican en la revista Food Chemistry.

“Las conclusiones del estudio indican que tanto los envases, sean de plástico o vidrio, como las aguas envasadas son completamente seguros para la salud y cumplen con la legislación vigente”, subraya a Sinc la autora principal, Silvia Lacorte.

De un total de 6.516 valores, solo un 5,6% ofrecieron resultados positivos. Los compuestos que aparecieron con más frecuencia son el DEHP o di(2-etilhexil) ftalato, relacionado con el tapón corona de los envases de vidrio, y el BPA, asociado a los envases de policarbonato, un tipo de termoplástico moldeable habitual en la industria.

Pero las concentraciones son insignificantes y están muy por debajo de los máximos de ingesta total diaria o TDI. Por ejemplo, en el caso del DEHP habría que beber 231 litros de agua al día para alcanzar el límite que marca la legislación (0,05 mg/kg corporal/día) o 124 litros si se tratara del BPA.

“Teniendo en cuenta la concentración de los compuestos y el consumo diario de agua envasada, la posibilidad de desarrollar problemas de salud debido a su ingesta es inexistente”, insiste Lacorte.

La investigadora señala que los resultados “pueden ser útiles para las empresas envasadoras y para distribuidores de tapones y resinas, que están mejorando continuamente sus productos para limitar la migración de los envases y mantener intactas las características del agua del manantial”.

Los análisis también revelan que las botellas de plástico de polietileno tereftalato (PET) con tapón de polietileno de alta densidad, que representan la mayor parte de envases para agua del mercado español, presentan una muy baja incidencia de plastificantes.

Sunday, August 31, 2014

Mujeres en el campo son las que mejor conocen el manejo del agua

Según un estudio desarrollado por el Programa Cuenca Poopó las mujeres en el campo saben dónde buscar el agua en diferentes épocas del año, cuánta agua necesitan y cómo usarla, conocen las fuentes y cuántas existen en sus comunidades, la calidad y las necesidades en cuanto al agua y saneamiento básico.

Esta es una de las conclusiones del Estudio de Apoyo y acompañamiento a los municipios de la Cuenca Poopó, El Choro y Antequera, que se efectuó para la incorporación del enfoque de género en la elaboración de cartas orgánicas y estudio de caracterización socioeconómica de género.

Otra de las conclusiones es que las mujeres cumplen un rol preponderante en el uso del agua y saneamiento básico por eso su inclusión en el manejo y la toma de decisiones asegura que los programas y proyectos cumplan con satisfacer sus necesidades e incorporar a las mujeres también en el mantenimiento y sostenibilidad de los servicios. Se indica que a nivel nacional, a partir de la Constitución Política del Estado y de las políticas concretas, se han desarrollado marcos legales y políticos que establecen las prioridades para la implementación de la equidad de género en el país.

Sin embargo, en el ámbito del acceso a servicios de agua y saneamiento, es evidente que si bien se cuenta con enunciados referentes a la equidad de género no se han establecido instrumentos para su implementación, y menos instrumentos de monitoreo para evaluar la incorporación de la temática y el alcance de indicadores de equidad de género.

También se evidenció que los gobiernos municipales promueven la participación de la mujer en los espacios de debate político y de políticas municipales de manera permanente, aunque se requiere mejorar las condiciones de trabajo en estos espacios, de esta manera asegurar que la presencia de las mujeres no se reduzca solamente a estar presentes, sino que se alcance una efectiva participación.

Además, existe una importante participación de las mujeres en la implementación y operación de los servicios de agua y saneamiento, pero no así en la definición y diseño de estos proyectos, por lo que aunque existe un fundamental avance en el acceso al agua segura y al saneamiento en estos municipios, los proyectos no necesariamente atienden las necesidad de hombres y mujeres con equidad.

Acuífero de Oruro data de 4.200 a 3.200 años

El agua que se encuentra en el acuífero próximo a la ciudad de Oruro, tiene una antigüedad entre 4.200 a 3.200 años. Es agua de calidad para el consumo humano y las autoridades deben asumir acciones para proteger los alrededores de los pozos como el acuífero.

Estos datos son parte de un informe que presentó el director del Programa de la Cuenca Poopó, Eduardo Ortiz Hurtado a la Brigada Parlamentaria de Oruro.

El acuífero que abastece de agua a la ciudad está a 20 kilómetros al Norte, con una superficie de 2.500 kilómetros cuadrados, integrado por las subcuencas Condeauque, Ponco, Jahuira, Sepulturas y Paria. Los pozos tienen una profundidad de 150 a 78 metros, con un caudal de 43 litros por segundo. El nivel freático en la ciudad de Oruro y áreas circundantes es de 1.5 a diez metros de profundidad respecto al nivel del suelo.

La demanda actual de los pozos es de 10.714.000 metros cúbicos que corresponde a un caudal medio promedio mensual de 338 litros por segundo.

"Esa cantidad es explotada por SeLA (Servicio de Acueductos y Alcantarillados) para que provea agua a la ciudad. Se realizó el análisis de la estimación de la recarga, es decir, si bien sacamos 10 millones de metros cúbicos, la pregunta es, ¿cuánto se va recargando en el acuífero? De acuerdo al análisis que se ha hecho por el método del balance hídrico, se ha determinado que la recarga consigna una media de 284.6 hectómetros cúbicos al año (equivalente a 284 millones metros cúbicos), lo que llueve se infiltra y se acumula en el acuífero", explicó.

"Se ha hecho una proyección de la demanda. La demanda actual en el 2012 fue de 10.7 hectómetros cúbicos al año. La recomendación es que deba explotarse solo el diez por ciento de la capacidad de recarga. Se ha hecho un cuadro de relación de oferta y demanda, actualmente la recarga está en 284 hectómetros cúbicos, nuestra demanda se irá incrementando para fines de consumo humano y considerando el tema de riego, la capacidad de la demanda proyectada llegaría hasta el 2045 aproximadamente, superaría lo recomendable, que es el diez por ciento de volumen de recarga", aseguró.

Desestimó que el agua se termine el 2040 como anunciaron fuentes de SeLA. El 2045 la demanda será mayor al diez por ciento de la recarga del acuífero.

La contaminación de las aguas ácidas de la mina San José no tiene incidencia en el acuífero; los residuos mineros, lixiviados no afectan al acuífero. La edad del agua está entre 4.200 a 3.200 años de antigüedad. Su calidad es agua dulce con calcio, magnésicas, bicarbonadas, sodio, potasio, sulfatadas, clorudatas y sin presencia de metales pesados.

"La actividad minera no ha tenido incidencia en el acuífero. Nuestro acuífero tiene una gran capacidad de recarga. La toma de agua actualmente tiene cuatro por ciento de la recarga, la recomendación es del diez por ciento y cuando sucederá aquello, el 2045. El valor recomendable de explotación conservativo es el diez por ciento de la capacidad de recarga del acuífero", afirmó.

Las aguas del acuífero, dentro de las recomendaciones, deben usarse exclusivamente para consumo humano. Asimismo, se debe asumir acciones para proteger los acuíferos, tanto en la zona de recarga como en los alrededores de los pozos.

Saturday, August 30, 2014

Pretenden mejorar atención en SeLA tras taller de capacitación

Se pretende mejorar la calidad de atención a los clientes del Sistema de Acueductos y Alcantarillados de Oruro (SeLA), para ello en coordinación con la Asociación Nacional de Empresas de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado (Anesapa) se realizó ayer un taller para los funcionarios de la empresa orureña, con la finalidad de lograr ese objetivo.

El taller fue denominado "Atención al público" en procura de optimizar el servicio hacia los usuarios desde diferentes instancias, como ser: facturación, cajas, plataforma de atención al cliente, créditos, gestión trámites, cortes y rehabilitaciones, mantenimiento de redes e instalaciones y otras.

El seminario taller fue dictado por la experta en Relaciones Públicas Estratégicas y Manejo de Conflictos, Mónica Ayala, con más de 15 años de experiencia en el sector de agua y saneamiento. Durante toda la jornada, se realizó una serie de dinámicas de motivación y resolución de conflictos dirigidas fundamentalmente a la optimización de la atención que SeLA brinda a sus más de 59 mil usuarios en la ciudad de Oruro.

A la conclusión del seminario se entregaron certificados avalados por Anesapa y la expositora, a los casi 40 funcionarios capacitados.

"Consideramos que este tipo de capacitaciones, son tan o más importantes que las capacitaciones que cada trabajador recibe con relación a su específica área de desempeño laboral; pues nuestros usuarios son la razón de nuestro trabajo y brindarles una adecuada atención, muestra el compromiso social que tenemos y hemos tenido durante estos 50 años de vida", aseguró el gerente General a.i. de SeLA, Walter Veizaga Ismael. Añadió que esta es una de las primeras actividades académicas que se desarrolla en conmemoración a las Bodas de Oro de la acuífera orureña, que se celebrará el próximo 8 de octubre.

Friday, August 29, 2014

Cinco Salidas marcha por recorte de caudal de agua

Pobladores de la región de Cinco Salidas en el municipio de Tiquipaya marcharon exigiendo una mayor dotación de agua para consumo humano y demandaron el cumplimiento del acuerdo suscrito en 2013 con el Sindicato Agrario Taquiña para compartir el agua del río Taquiña.

El representante de Cinco Salidas, Vladimir Mamani, denunció que el compromiso firmado con el Sindicato Agrario Taquiña no se cumple. El mismo establecía que las comunidades de Cinco Salidas como Villa Taquiña y Ciudad del Niño debían recibir 7,5 litros segundo de agua. Sin embargo, sólo reciben cinco.

El sector también protestó porque la comunidad de Chillimarca, que no participó del acuerdo, realizó una conexión ilegal al perforar la tubería de Cinco Salidas y conectarse. A ello se suma la demora del estudio de la cuenca del río Taquiña, comprometido por la Gobernación.

“No podemos continuar así, no tenemos agua, porque lo que recibimos no es suficiente y tenemos que recurrir a comprar o perforar pozos, porque las autoridades no están haciendo cumplir los acuerdos firmados el año pasado”, remarcó el dirigente.

Recordó que en 2013, Cinco Salidas y el Sindicato Agrario Taquiña se enfrentaron en una “guerra del agua”. El conflicto dejó 30 heridos y derivó en acuerdo para compartir el agua. El convenio se firmó después de que los comunarios de la Taquiña accedieron a compartir el agua que tradicionalmente usaban para regar 160 hectáreas de tierras agrícolas.

“Sin embargo, Chillimarca se salió el año pasado de la negociación, ahora nos está quitando el líquido, porque ha realizado una conexión. Pero, ése no era el acuerdo”, dijo Mamani.

Afirmó: “Otra preocupación que tenemos es que el estudio de la cuenca del río Taquiña no avanza, éste ya debía estar listo, no podemos seguir esperando la dotación de agua por tanto tiempo. El agua es vital para todos”.

Cinco Salidas cuenta con 21.000 habitantes en las comunidades: Villa Taquiña, Comapa, Villa Satélite, Villa Porvenir y Ciudad del Niño.

Después de la protesta, la Gobernación decidió convocar al Sindicato Agrario Taquiña el martes de la próxima semana para tratar de solucionar el conflicto y conocer los avances del estudio de la cuenca.

Diálogo se instala el martes

Después de la marcha de protesta que terminó en puertas de la Gobernación, Cinco Salidas se reunió con el asesor general de la institución, Alejandro Angulo. El mismo se comprometió a hacer respetar el acuerdo firmado el año pasado y convocar a todas las partes involucradas a un diálogo para el día martes.

“Nos encontraremos todas las partes involucradas para solucionar este problema. El diálogo se instalará con la Unidad de Cuencas de la Gobernación, la Autoridad de Fiscalización del Agua, Cinco Salidas, Chilimarca y el Sindicato Agrario Taquiña”, dijo el dirigente de Cinco Salidas, Vladimir Mamani.

“No hemos tenido muchos avances, no estamos conformes, pero vamos a continuar exigiendo que se termine este estudio de cuencas y que la Gobernación diseñe proyectos que den solución a este problema del agua que tenemos los comunarios de Cinco Salidas, ahora esperaremos hasta el martes”, añadió.

Angulo explicó a los comunarios que el estudio de la cuenca del río Taquiña ya está concluido y los resultados se conocerán el martes. También aseguró que la cantidad de agua se hará cumplir, comentó el dirigente. Las medidas de presión se suspendieron hasta la próxima semana.

Estiaje adelanta distribución programada de agua en Bermejo

El estiaje por el bajo caudal de las fuentes naturales de agua, también afecta a la ciudad de Bermejo y obliga a la Empresa Municipal de Agua y Alcantarillado Bermejo (Emaab), a prestar el servicio de forma programada a fin de cubrir la demanda de la población.


El jefe técnico  de la Emaab, Rufino Pérez, hizo conocer que el caudal del agua de la quebrada El Nueve, bajó a 20 litros segundo por lo que recomendó a los vecinos  no derrochar el líquido elemento para lavar autos, regar jardines o lavar las aceras.
Indicó que algunos “malos vecinos”, a pesar de tener conocimiento de la falta de agua para el consumo humano, se dan a la tarea de malgastar  el agua en grandes cantidades lavando vehículos  y aceras a pesar que las normas prohíben esta acción, “lo que es peor que no se pueda hacer el seguimiento por la falta de personal de la Emaab”, comentó.
Ante esta difícil situación Pérez, solicitó a todos los vecinos de los barrios a colaborar con el ahorro del líquido elemento mientras dure esta época de estiaje y sequía.
“Para subsanar esta falta de agua se está trabajando a full, con el sistema de bombeo en el sector del río Bermejo, que fue dragada por equipo de la Gobernación sección Bermejo, pero no es suficiente ya que los depósitos de tratamiento se llenan y vacían a la misma velocidad” explicó Pérez.
Consultado sobre la colaboración de las cisternas por parte del Gobierno Municipal o Gobernación, el jefe técnico de la empresa del agua mencionó,  que se solicitó apoyo con las cisternas para trasladará  agua a las zonas donde la presión es muy baja o que no caiga agua ni con los racionamientos.
“Los racionamientos van a continuar debido a la falta de suficiente agua, lo que produce el sistema de bombeo del río Bermejo, apenas alcanza para completar los racionamientos- dijo. Estamos publicando números de teléfono de la empresa para que los vecinos nos llamen y denuncien el mal uso del agua.