Tuesday, January 17, 2017

¿POR QUÉ FALTA EL AGUA EN BOLIVIA? Experto explica causas y plantea soluciones



El experto nacional en medio ambiente y agua Edwin Alvarado, habla sobre las causas que ocasionan la falta de agua cuya carencia agobia a gran parte del país. Escudriña lo que se perfila a corto y mediano plazo sobre esta problemática y sostiene que el abastecimiento de agua para centros urbanos depende de muchas razones actuales que deben gestionarse de manera armónica para garantizar ciclos hidrológicos eficaces.

De acuerdo con su análisis al menos seis son las causas para el problema de abastecimiento de agua potable, entre ellas la gestión de fuentes superficiales de agua, el estado de las conexiones matrices de distribución, la deforestación que afecta los ciclos hidrológicos, el cambio climático, el desperdicio industrial y domiciliario del agua y la necesidad de adecuar y complementar la normativa para el uso del líquido potable.

La educación con metodologías precisas, la inversión concurrente entre los distintos niveles del Estado, pero con preferencia para el consumo de agua humano, son algunos de los puntos que se indagan en este artículo.

La gestión de fuentes de agua se refiere a que en departamentos que dependen de glaciares y precipitación deben optimizar la gestión de aguas superficiales, para lo cual es necesario ampliar y diversificar la capacidad de almacenamiento del líquido elemento a través de la construcción de nuevas represas, hacer el mantenimiento y limpieza de las existentes, además de un→ →complejo de trasvases y canalizaciones. Perforar pozos es una acción irresponsable para con las generaciones futuras, porque se constituyen en las reservas que deben utilizarse en la posteridad, por visión intergeneracional.

Otra causa son las conexiones matrices de los sistemas de distribución de agua potable que en Bolivia están bastante descuidadas en general. En La Paz se pierde el 45% del agua potabilizada antes de que llegue a los usuarios. Las fugas y filtraciones de las vetustas cañerías serían una de las razones.

En el resto de las ciudades el índice de pérdida es de alrededor del 30%, así como indicó en octubre de 2012 el entonces Viceministro de Agua Potable, Gustavo Morales. “Urge cambiar las viejas cañerías matrices, particularmente en La Paz y El Alto”, recomendó el experto.

Otro factor son las tasas de deforestación en Bolivia (para ampliación de frontera agrícola, especialmente soya, coca y caña de azúcar) que afectan, innegablemente, los ciclos hidrológicos. La recarga de acuíferos, que debe garantizar la infiltración de aguas superficiales para almacenarse en bolsones subterráneos depende, en general, de la conservación de áreas de equipamiento forestal, reservas forestales y áreas protegidas.

Por otra parte, la incidencia del cambio climático tiene varios factores, uno de ellos es la evidente modificación de la precipitación pluvial porque no llueve cuando llovía, ni en las cantidades e intensidades habituales generando problemas en el abastecimiento de agua potable.

Otro sería el retroceso glaciar o reducción de nevados que alimentan las represas como por ejemplo ocurre en el Sistema Tuni Condoriri de El Alto. En síntesis el incremento en la temperatura global acelera los procesos de evaporación de cuerpos y cursos de agua, situación que junto con la deficiente gestión de cuencas está generando la desaparición de lagos como el Uru Uru y el Poopó, entre otros.

Una causa preponderante es el desperdicio y la desmedida contaminación de agua por la minería, las industrias, en los domicilios y oficinas que se da por desconocimiento del impacto que causan las actividades cotidianas en el recurso hídrico o simplemente por un desprecio por los demás bajo la lógica de “si pago tengo derecho a gastar el agua como me dé la gana”. El experto dice que en este punto urge alinear a las entidades educativas y los medios de comunicación para que contribuyan a la comprensión de lo escasa que es el agua dulce disponible y libre de contaminación en el planeta.

Complementación de normativas

Según Alvarado, hay que cancelar las concesiones para uso gratuito del agua en actividades mineras e imponer tarifas comerciales. Impedir, desde los sectores educativo, policial y militar, todo uso recreativo o suntuoso del agua en carnavales y sobre todo prohibir y multar con una fuerte suma el uso de mangueras para el lavado de autos, aceras y patios, promoviendo la reutilización del agua. Con este fin se deben desarrollar capacidades institucionales para hacer cumplir esta normativa.

“No se puede atribuir el problema del agua sólo al cambio climático o al desperdicio por parte de la ciudadanía. Eso escondería responsabilidades en la gestión pública del agua potable que deben conocerse, no para lapidar a prestadores de servicios de agua potable o distintos niveles de Gobierno, sino para exigir el cumplimiento de la Constitución Política del Estado que establece que el agua es un derecho humano fundamental”, manifestó Alvarado. •

¿Qué se perfila a corto, mediano y largo plazo en el tema de agua?

•La Paz

Alvarado dice que al contrario de otros puntos de vista, prevé que este año y el siguiente las represas se volverán a llenar con el agua de lluvias; pero a fin de año ocurrirá un nuevo racionamiento de agua debido a la pérdida de líquido por fugas y filtraciones y porque la nueva represa de Alto Hamp’aturi recién estará en período de pruebas hidráulicas.

“En 2019, esta represa ayudará a subsanar el problema; lo que no quita la urgentísima necesidad de reemplazar la totalidad de las matrices de distribución domiciliaria”, opina.

•Sucre y Potosí

Pese a las importantes inversiones realizadas para riego, no se visualizarán cambios a corto plazo debido a que las inversiones deben ser específicas para captación, conducción, tratamiento y distribución de agua potable, sostiene.

•Potosí

Se debería apostar a incrementar la capacidad de los embalses superficiales, porque las lagunas que abastecen de agua potable a Potosí, Kari Kari y Chalviri, están con permanente insuficiencia.

Hay un complejo de 27 lagunas artificiales sobre las cuales se debe seguir invirtiendo para optimizar sistemas de trasvase y en la forestación de las cabeceras de cuenca, para evitar colmatación por partículas de arrastre superficial y para incrementar la recarga de acuíferos subterráneos. “En Kari Kari se debe controlar la pérdida de agua por infiltración”, aconsejó.

•Sucre

Se espera que la represa “La Esperanza”, en el poblado de Ockoruro-Socapampa, Sucre pueda constituir un aporte importante en el futuro. Urge concluir el proyecto a diseño final e iniciar la gestión de recursos y su rápida construcción. También se debe invertir en proteger los acueductos que conducen el agua para evitar frecuentes cortes en el servicio de agua potable.

•Tarija

La construcción de la represa de Rumi Cancha podría solucionar el problema de agua para consumo humano en la zona oeste del municipio de Tarija. Por ahora urge fortalecer la gestión de cuencas de los ríos Tolomosa, La Victoria y el lago San Jacinto. Además se debe proteger y reforestar las riveras de los ríos, las cuencas altas y zonas de recarga de acuíferos.

•Cochabamba

Se provee de agua potable de las represas de Escalerani y Wara Wara, a las que se trasvasan recursos hídricos de cuatro lagunas más pequeñas; pero su esperanza (ahora más real que nunca) es Misicuni, que tiene una capacidad máxima de 180 millones de metros cúbicos de embalse y que podría empezar a distribuir algo de agua a partir de abril de 2017.

Educar para encarar la carencia de agua

La educación de la ciudadanía es fundamental para encarar la situación con un propósito específico: lograr que la gente deje de desperdiciar y contaminar el agua, para lo cual se requieren metodologías eficaces de manera que se concientice sobre lo escasa que es el agua dulce disponible.

Para esto, urge que los profesores en ejercicio reciban una formación complementaria específica en este tema y hacer un ajuste de procesos, contenidos y recursos didácticos en los Institutos Normales Superiores.

No se puede dejar toda la carga en los hombros de la ciudadanía. Es importante que los diferentes niveles del Estado gestionen inversión específica para proyectos de dotación de agua potable.

Está bien incrementar las instalaciones domiciliarias para democratizar el acceso al agua; pero igual de importante es incrementar la capacidad de almacenamiento de agua para su potabilización y distribución a la ciudadanía.

Tampoco se puede descuidar la inversión en lo que no se ve, pero que puede generar riesgos de deslizamientos. Es necesario cambiar las matrices de distribución de agua potable, en atención al porcentaje de pérdida por fugas y filtraciones.

• ¿Cómo enseñar a la población a cuidar el agua?

Del total de agua del planeta, el 97,5% es salada y 2,5% es dulce. De esa porción de agua dulce, el 99,7% es agua dulce no disponible, y sólo el 0,3% está disponible. Y de la porción de agua dulce disponible del planeta, el 60% está contaminada.

Los eslóganes cliché como “Cuida el agua”, “El agua es vida”, “El agua es la sangre de la Pachamama”, “Gota a gota el agua se agota” o “Pon tu gotita de conciencia” muestran que, por sí solos, son ineficaces para evitar el desperdicio y la contaminación del recurso hídrico, sostiene Alvarado. Estas frases cobrarán sentido cuando las personas sepan cuán escasa es el agua.

Más de la mitad de los maestros en ejercicio del sistema educativo, no tiene idea de cuán escasa es el agua dulce disponible libre de contaminación del planeta. De hecho muchos creen que el agua dulce del planeta está entre el 25 y 30 por ciento, cuando en realidad apenas alcanza al 2,5 por ciento. “Esta es la idea errónea que se propaga entre los estudiantes y, si hay tanta agua, la desperdicio o contamino ‘nomás’”, alerta.

Explicar el valor de este escaso recurso mediante recursos didácticos concretos como los que creó el Desarrollo Sostenible Molle (entre ellos La Jeringuita o el Grifo Llorón) para comunicar adecuadamente esta idea. La misma se socializa a muy pequeña escala en el país, gracias al impulso de entidades como la Asociación Alemana de Educación para Adultos y la Fundación Sartawi en educación regular, a través de procesos de apoyo a la formación complementaria docente, finaliza Alvarado.

Edwin Alvarado Terrazas

Analista y educador socioambiental del Centro para el Desarrollo Sostenible Molle, CDS Molle. Tiene publicados 12 libros y una decena de cartillas educativas sobre temas ambientales.

Trabaja a través de procesos de formación complementaria docente para contribuir a la implementación de la Educación para la Armonía y Equilibrio con la Madre Tierra en el contexto del nuevo currículo marco y de la nueva ley educativa.

Sucre y tres regiones buscan cuidar el agua en el Carnaval


PROYECTO

La propuesta de ordenanza en Sucre contempla la prohibición del juego con agua, la venta de chisguetes y globos, la realización de kermesses en calles y espacios públicos de la ciudad.

La escasez de agua que azotó al país el año pasado y que todavía afecta a algunas regiones ha motivado un cuestionamiento sobre la permisividad al derroche del líquido vital durante las fiestas de Carnaval, caracterizada por el juego con agua en las calles. Potosí ya determinó su prohibición, mientras que en La Paz, Cochabamba y Sucre todavía se espera la aprobación de propuestas normativas.

Algunos concejales de la Capital y el mismo Ejecutivo afirmaron que es necesario aprobar una prohibición del juego con agua a causa de que hace unos meses se vivió una fuerte escasez del líquido elemento por lo que vieron preponderante evitar el despilfarro de ese recurso.

Sin embargo, la medida causó algunos cuestionamientos en la población ya que algunas personas apoyan la prohibición, pero otras consideran que se afecta la tradición de esa fiesta que en la Capital se caracteriza además por salir a las calles a bailar en comparsa.

La propuesta de ordenanza actualmente se trabaja en la Comisión Social del Concejo Municipal y será planteada esta semana ante el pleno para su debate y aprobación, explicó el edil Pablo Arízaga.

Además de prohibir el juego con agua, el proyecto contempla negar autorización alguna para la venta de chisguetes y globos, y multas en caso de su incumplimiento de Bs 1.000 para los que jueguen con agua y Bs 2.000 para los que vendan globos y chisguetes porque son elementos para el derroche de agua. Por otra parte, aquellos que realicen kermesses en las calles también serán multados con Bs 2.000.

En las ferias de Carnaval y centros de comercio sólo se podrán vender confites, serpentina, mixtura y similares.

El año pasado el Concejo Municipal prohibió el juego con globos en la calle antes del Carnaval, además del paso por la plaza 25 de Mayo y salir en comparsa días previos a los dispuestos como feriado de la festividad, pero ahora las medidas restrictivas son más duras.

También la gestión pasada se anunció que se trabajaría en la restricción del juego con agua en el municipio toda vez que a nivel nacional se emitió una disposición desde el Ministerio de Medio Ambiente y Agua que prohibió que se juegue con el líquido, empero algunos ediles municipales consideraron, en ese entonces, que la medida se tomó muy tarde y aseguraron que trabajarían en ello para este año.

LA PAZ: SIN AGUA Y SIN ESPUMA

La Comisión de Desarrollo Humano y Culturas del Concejo Municipal de La Paz también trabaja una propuesta de ordenanza que prohíba el uso irresponsable del agua, además de la venta de espumas por su contenido de material tóxico.

La concejala Katia Salazar dijo que la comuna realizó permanentes campañas del uso adecuado del agua en pasados años, pero que en esta gestión la norma será más rígida debido a la escasez del líquido que viven varias zonas de la urbe paceña.

"Gota a gota el agua se agota, hoy en día estamos lamentando este racionamiento, hay muchas zonas que no tienen agua y la solidaridad es fundamental", dijo Salazar.

Explicó que la ordenanza será presentada el próximo martes al pleno del Órgano Legislativo para su tratamiento y aprobación antes del inicio de los carnavales.

COCHABAMBA COMPLEMENTA LEY

Los concejales de ese departamento señalaron que dejarán "en segundo lugar" el uso de agua para la diversión en épocas de Carnaval.

El Concejo aún trabaja en la normativa que luego será derivada al ejecutivo edil quién establecerá las sanciones para quienes hagan uso y abuso del recurso hídrico.

En el caso de esa ciudad, se trabaja en una norma complementaria a la Ley del Carnaval Cochabambino que ya rige esta fiesta; aunque la prohibición también fue contemplada para evitar que las mujeres sean agredidas durante esas actividades ya que suelen ser blanco de globos lanzados malintencionados.

POTOSÍ PROHÍBE EN TODO EL DEPARTAMENTO

El gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, anunció que está prohibido el uso del líquido potable en todos los municipios de ese Departamento bajo sanciones económicas, luego de emitir un decreto que sustente la determinación.

Además dijo que se desplazará personal para controlar que no exista el uso indiscriminado del líquido durante esos días.

"Antes, durante ni después de carnavales se puede jugar con agua. Tenemos que ser conscientes. Este año ha azotado la sequía, muchas comunidades se han quedado sin agua y no podemos estar desperdiciando sólo porque es Carnaval. Tiene que haber otro modo de diversión más sana, más consciente", afirmó.

“El juego con agua está prohibido en vías públicas, establecimientos públicos o privados y domicilios particulares”, indica el decreto en su artículo primero, firmado para ser cumplido en los 40 municipios del vecino departamento.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Desde hace unos años, algunos activistas se han manifestado además en contra del juego con agua debido a las connotaciones de violencia de género que manifiesta, ya que las mujeres suelen ser blanco de globos lanzados con la intención de provocar dolor en la persona.

Para el coordinador de la fundación Alternativa, José Rocha, es importante que se analice el contexto del juego con agua, que más allá de ser una actividad que consiente el uso inadecuado del recurso, contamina y evidencia una violencia sutil y desenfrenada. “¿No es acoso callejero cuando cualquier mujer es mojada arbitrariamente?”, cuestiona.

Si bien la actividad puede crear fuentes de trabajo, su permisión no se justifica, analiza Rocha, quien está a favor de que se regule la venta de globos y espuma.

Elapas será rigurosa sobre el uso de agua en época de estiaje

Ante el cambio climático y la necesidad del líquido elemento, el gerente general interino de la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (ELAPAS), Freddy Ticona, indica que considera que es necesario regular el uso del agua en distintas actividades para evitar que se llegue a crisis durante la época de estiaje.

“Sobre todo en el mes de estiaje será un desafío poner (normas para) el cuidado respectivo al uso del agua. Ahora tenemos bastante cantidad de agua, pero también estamos trabajando en el mantenimiento”, comenta el Gerente.

De acuerdo con las estadísticas de ELAPAS, durante los meses de enero, febrero y marzo de 2016, se gastó una cantidad similar de agua. En enero se gastaron 763.487 metros cúbicos, en febrero 759.183 y en marzo 677.859; sin embargo, recordó que muchas personas o familias enteras salen de la ciudad durante el Carnaval, por lo que esa sería la razón para que las cifras totales del mes no muestren un aumento del consumo de agua en esa época.

“En esa época muchas personas dejan la ciudad de Sucre y dejan de consumir y (esa) podría ser una explicación de que no se muestre un alto porcentaje de consumo de agua”, analiza al comentar que le parece prudente que se limite el uso del agua aunque tal vez no de manera drástica, sino tal vez de forma paulatina para de aquí a algunos años se pueda realmente tener menor consumo de agua.

Sin embargo, anunció que este año serán drásticos durante los meses de estiajes y aplicarán sanciones a aquellas personas que incurran en acciones como el lavado de autos con manguera y otras prácticas que afectan la dotación del recurso. Asimismo, aseguró que se avanzó en diálogos con la Alcaldía para que las áreas verdes sean regadas con agua de pozo y ya no con agua potable.

La provisión de agua en La Paz

Indígenas y los primeros españoles establecidos en estas tierras, tuvieron la primera fuente de provisión de agua en el río Choqueyapu. Sustentó a los pobladores de esta cuenca desde tiempos remotísimos. Sus aguas caen en torrentes cristalinos de la cordillera Milluni, llegada a tierra su corriente glauca y fresca, serpentea vertiginosa lamiendo la extensa hondonada y las quebradas sobre las que se edificó la ciudad.

Allí confluyen muchos arroyuelos y vertientes cuyo líquido, con el del caudal madre, porfiaron la existencia humana así como también de las florestas y cultivos en las zonas bajas. Sus cabeceras son estériles, llenas de fangales y de piedras. Así van introduciéndose por los declives montañosos. Hasta unirse al lecho principal, sirven de riego a los suelos del trayecto y se prestan a la faena agrícola.

Toda esta hidrografía hizo el milagro de la vida por estos breñales hoscos donde la pu-na se hunde hacia lo profundo en un resbalamiento caótico.

Anonadadora la visión que tuvieron los españoles a su llegada. Apretando la garganta del río, por ambas riberas, las casuchas de paja con puertas de cuero o empalizadas. El núcleo más predominante se halla ubicado en Churupampa–Challapampa. Donde aquel instante, si no antes, el río es la historia misma de La Paz y le dio hasta su nombre al llegar las huestes de Almagro, antecediéndose al capitán Alonso de Mendoza.

Hasta comienzos del siglo pasado, el agua de consumo humano se la extraía de su cauce. Sería interesante describir su acarreo en jofainas o vasijas de barro o de cobre a espaldas de los cargadores, en incesantes subidas y bajadas hasta el atardecer por las callejuelas pendientes alcanzando la orilla.

Muchas casas tenían sus pozos, es especial por San Pedro, Challapampa y Caja de Agua.

Las ordenanzas de 1869, hablan de piletas y fuentes públicas. Allí se abrevan las bestias de carga y también en sus alrededores. Los chorros servidos se utilizaban para el lavado de ropa.

Un ensayo de destilación se hizo el año 1877, concediendo el privilegio a don Demófilo Herrera, más no se supo de sus resultados.

El 31 de mayo de 1891, el ingeniero E. V. Henry fue comisionado por la Municipalidad para efectuar un estudio de instalación de filtros para las aguas de bajada del Alto de Potosí, Challapampa y otros lugares.

La entrega de filtros en Achachicala, se hizo el 16 de julio de 1905. La obra fue ejecutada por el ingeniero Antonio Camponovo, siendo presidente de la Alcaldía el señor Heriberto Gutiérrez. En dicho lugar se llevó a cabo un acto especial al que asistieron 400 invitados que se trasladaron en coches. No obstante la incomodidad del lugar, por la falta de caminos, el propietario de la Pensión Biscardi “sirvió un lunch a las mil maravillas”, según aseguraba la crónica social del periódico “El Diario”.

Podemos citar el año 1902, en que se hicieron los primeros estudios serios para dotar de agua potable al vecindario paceño. Hasta entonces, la conducción y distribución se la hacía por medio de canaletas y acequias de cal y ladrillo, sistema empírico y peligroso expuesto a la contaminación. La ciudad contaba con 70.000 habitantes. Las lluvias, el trayecto de acémilas y coches, así como las necesidades industriales, si no obstruían, malograban la limpidez de modo que era frecuente hallar residuos extraños dañinos para la salud. Se calculó ese año un consumo de 25 litros por cada habitan-tes. Ponemos a la vista los cálculos y trabajos aconsejados por el ingeniero Eduardo Henry, contratado para el efecto.

Compra de cañerías y materiales de fierro y acero de la fábrica Maimersmann para soportar una presión de 25 a 50 atmósferas y un equipo de 642 tubos grandes, con 5.511 metros, diámetro interior 200 milímetros; 685 tubos con 5.005 metros, diámetro interior 80 milímetros; y tubos o caños curvos en forma de T; tornillos, tapas, etc. El material costaba puesto en el puerto de Mollendo –Perú– Bs. 155.764,90 habiéndo-se adelantado Bs. 114.500– Por los fletes Mollendo–Chililaya se pagó Bs. 14.122,67 a los agentes de aduana Dauesberg, Schuve-ring Co.; de Chililaya a La Paz Bs. 34.151,86 a Ascarrunz Hns. Y otros gastos pequeños Bs. 669.

El año 1903, se hizo la captación de aguas de Tembladerani, para surtir a la región S.O. o sea de Sopocachi–San Pedro.

En 1908 se firmó el contrato escriturado entre la Municipalidad y The Bolivian Rub-ber & General Interprise Ltda. Estableciendo:

1°.— La Municipalidad daba la suma de 400.000 Bs. Proveniente de un empréstito y más de Bs. 75.000 de sus fondos para la captación de las aguas de Milluni y su con-ducción a la ciudad en tuberías de acero.

2°.— La empresa daba en compensación 500 litros de agua por segundo, sin interrup-ción.

3°— Se calculó el costo de las obras en Bs. 2.000.000 de Bs. De los cuales el Con-cejo debía aportar Bs. 475.000.

4°— De esta captación debía obtenerse fuerza para el alumbrado y empuje de tran-vías.

Tal la historia de la instalación de este servicio. Posteriormente, el 10 de marzo de 1921, en vista del gran crecimiento de la población en la zona Sopocachi, la Alcaldía, presidida por el señor Honorato Landa, acordó su ampliación, fijando en el presu-puesto de ese año la suma de Bs. 17.000. Se sustituyeron las tuberías de salida de aguas de la Casa Azul (Tembladerani) con otras de ocho pulgadas de diámetro, ten-diéndolas en dirección al Montículo.

Los baños públicos y lavanderías que se instalaron inicialmente en la ciudad de La Paz, estaban situados en la región de Cha-llapampa, sobre el río Choqueyapu. Lo accidentado del terreno, las viejas quintas, avenidas de tierra y molinos, daban un aspecto “pintoresco” decía el historiador Luis S. Crespo.

Debemos anotar una rareza. No obstante las deficiencias del agua, piletas rústicas, etc. Y las edificaciones con materiales de paja, palos, barro, etc. susceptibles de arder en un descuido, desde 1886 había en la ciudad un Cuerpo de Bomberos, para acudir presto a estas eventualidades.

El 17 de junio de 1912, se resolvió clausurar una laguna artificial que había en el Prado, “por constituir un foco de infección” ya que sus aguas estaba completamente sucias, autorizando a la Prefectura colocar en el sitio una estatua de mármol”.

Tomado del libro “Estampas Antiguas de La Paz.

Medio Ambiente anunció $us 130 millones para agua


POBLACIONES RURALES TIENEN ACCESO LIMITADO AL LÍQUIDO ELEMENTO.

El Gobierno nacional invertirá 130 millones de dólares, este año, para la ejecución de proyectos de provisión de agua potable y saneamiento básico, en todo el país, informó ayer el viceministro a cargo de la ejecución de ese trabajo, Rubén Méndez.

“Para este año está proyectado 130 millones de dólares, para toda Bolivia”, dijo a los periodistas.

CIUDADES

Según Méndez, entre los proyectos más importantes de este año, está el denominado ‘Guadalquivir’, en Tarija, con 226 millones de bolivianos, para proveer agua potable y saneamiento básico a cuatro municipios.

Asimismo, anunció que en la ciudad de Santa Cruz, el Gobierno nacional ejecutará un plan con una inversión de 15 millones de dólares, para la instalación de sistemas de alcantarillado, en varias zonas periurbanas.

“En el caso de Cobija, Pando, se está invirtiendo un monto de 219 millones de bolivianos, para implementar sistemas de alcantarillado y agua potable, para el 100 por ciento de cobertura, para la ciudad de Cobija”, agregó.

MUNICIPIOS

Adelantó que el plan gubernamental de inversión incluirá la ejecución de 228 millones de bolivianos, para completar la provisión de agua potable y saneamiento básico, en el municipio de Riberalta, del departamento del Beni.

Anunció que en la ciudad intermedia de Uyuni, del departamento de Potosí, el Gobierno destinará, 43 millones de bolivianos, para la habilitación de un sistema de alcantarillado sanitario.

SANEAMIENTO

“En el tema de Oruro se está invirtiendo 221 millones de bolivianos en la segunda y tercera fase de alcantarillado sanitario”, añadió.

La autoridad dijo, por último, que en Cochabamba se empleará 297 millones de bolivianos, para habilitar un sistema de agua potable en los distritos 8 y 9 de esa capital, además de la ampliación y el mejoramiento de la planta residual de Albarrancho, y 71 planes adicionales de provisión de líquido potable y saneamiento, en varias localidades pequeñas, entre otras obras.

Sunday, January 15, 2017

Alcaldía de La Paz prohibirá jugar con agua y la venta de espuma en Carnaval



A través de una ordenanza, la Alcaldía de La Paz prohibirá jugar con agua y de la venta de espuma en las fiestas del Carnaval, informó la proyectista de la norma y presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano y Culturas del Concejo Municipal, Kathia Salazar.

Desde hace varios años la Alcaldía ha realizado permanentes campañas para el uso adecuado del agua, pero en esta gestión la norma será más rígida debido a la escasez del recurso natural, anunció.

“Ya está preparada la ordenanza, lo más importante son las prohibiciones en el uso del agua. No empezó recién, sino hace muchos años con campañas como: Gota a gota el agua se agota. Hoy en día estamos lamentando este racionamiento, hay muchas zonas que no tienen agua y la solidaridad es fundamental”, justificó.

La ordenanza será presentada al pleno del Órgano Legislativo hasta el martes de la próxima semana para su tratamiento y aprobación antes del inicio de los carnavales. De acuerdo a la autoridad, será el Ejecutivo municipal que estipule las sanciones ante el incumplimiento de la norma.

“Quiero enfatizar el componente más importante que es el de educación y conciencia ciudadana, por eso de manera inmediata se va a trabajar en una estrategia conjunta y ya hice una solicitud para trabajar con el Ministerio de Educación. Solicité una reunión con el ministro (Roberto Aguilar) para que pueda coadyuvar con la educación porque los que juegan con agua son jóvenes y niños estudiantes”, sostuvo.

Espumas

Sobre la venta de espumas en las actividades organizadas por la comuna durante Carnaval, Salazar afirmó que el pasado año ya se advirtió de que a partir de esta gestión la comercialización de este producto estaría prohibida.

“El año pasado ya se dio la alerta de que era el último año de venta de espuma con el componente más nocivo que es el hidrocloroflourocarbonos (HCFC) y ese componente está presente, vamos a ser los primeros en rechazar porque se pone en riesgo a la población”, anunció.

Aclaró que al ser una norma edil, la prohibición solo alcanza a las actividades organizadas por el municipio paceño como el Corso Infantil, la Anata y la entrada de Carnaval. La Intendencia será la encargada de efectivizar la prohibición y planteó trabajar en una norma nacional para prohibir el ingreso de este tipo de productos. (11/01/2017)

Gobierno perfila ‘reestructuración de base’ en EPSAS para garantizar eficiencia



La Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) debe ser sometida a un proceso de “reestructuración de base” para garantizar eficiencia y un funcionamiento correcto como paso siguiente a la reducción del bono de antigüedad, anunció la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira. Anticipó que existen operarios que no cumplen con su trabajo.

“Ya se ha quitado uno de los bonos, que tanto decíamos y creo que la población también, con toda la razón del mundo: estos bonos jugosos. Efectivamente, son personas que trabajan 25 o 30 años; hay operarios muy buenos, pero hay gente que definitivamente no cumple con su trabajo. Se tiene que hacer la reestructuración correspondiente”, afirmó.

El interventor de EPSAS, Marcel Claure, informó en diciembre de ajustes en la fórmula para el cálculo del bono de antigüedad de los trabajadores de la empresa pública que significaría un ahorro anual $us 20 millones y ceñirse a las normas legales vigentes.

“En EPSAS se han estado pagando bonos de antigüedad tomando nueve salarios mínimos como base del pago. Esto es una anomalía porque en todas las empresas o entidades donde rige la Ley General del Trabajo, el bono de antigüedad se paga conforme a ley en base a tres salarios mínimos y esto no sucedía en EPSAS”, lamentó en ese entonces.

Moreira recordó en una entrevista con la red Unitel que fueron autoridades municipales las que pidieron ampliar la intervención a la empresa ya que en marzo de este año vence el plazo para que presenten una alternativa de administración.

“Más allá del trabajo que deben hacer los municipios, definitivamente debe existir una reestructuración de base, creo que es la mejor oportunidad, espacio y el momento, para que se tenga una empresa eficiente, que controle y que de dato correctos, y que funcione bajo una reguladora”, insistió.

El presidente Evo Morales destituyó en noviembre al responsable de EPSAS Hugo Gómez y al director ejecutivo de la Autoridad de Agua Potable y Saneamiento (AAPS) Benecio Quispe. Se inició procesos legales contra las exautoridades por el corte y racionamiento de agua en 94 barrios de La Paz y otros de El Alto.

Con apoyo del Ejército, el Gobierno tomó el control y empezó la distribución de agua por cisternas y tanques instalados en las zonas afectadas.

Acceso alterno a Agua de la Vida, en una semana



En una semana, la vía que la Alcaldía de La Paz abre en la prolongación de la calle Pedro Tarifa estará concluida y vecinos de Agua de la Vida y otros, incomunicados desde el 22 de diciembre, podrán volver a utilizar el transporte.

El alcalde Luis Revilla hizo el anuncio durante una inspección que efectuó ayer a la obra para verificar su avance.

“En una semana más vamos a tener la habilitación de esta vía, y vamos a hacer las gestiones ante los transportistas para que modifiquen sus rutas y puedan prestar el servicio”.

Hace 25 días con hoy que unos 30 metros lineales por 3,5 metros de ancho de la plataforma de la avenida Julián Apaza se hundieron unos 20 centímetros debido al humedecimiento y saturación del terreno.

El tráfico vehicular por esa arteria, que comunica los barrios de Villa Pabón, Agua de La Vida, Agua de la Vida Norte, Alto San Juan, Alto San Juan Lazareto y Lazareto, fue suspendido desde entonces.

“En vista de que la recuperación de esa vía tomará todavía varios meses es que estamos haciendo la habilitación de esta otra vía, que es la prolongación de la Pedro Tarifa”, explicó Revilla. Ese acceso provisional —de 70 metros de largo y que comunica la arteria dañada con la calle Diego de Peralta— se dirige a la parte alta de Agua de la Vida, una de las 36 áreas de La Paz de muy alto riesgo, según el Mapa de Riesgos elaborado por la municipalidad en 2011.

El jueves, La Razón visitó la zona afectada y habló con los damnificados, quienes dieron cuenta de las penurias que pasan para abastecerse de gas licuado de petróleo, aprovisionarse de alimentos e ir y retornar de sus fuentes de trabajo.

Daños. Desde mediados de diciembre, cuando empezó la época de lluvias, las emergencias más importantes en la sede de gobierno fueron el hundimiento de la avenida Apaza y el desprendimiento de un farallón en Kupini (10 de enero).

En esta lista también figura el taponamiento de casi 80 metros lineales del embovedado del río Pasajahuira, que pasa bajo la plataforma de la avenida Los Sargentos (Bajo Llojeta), que se produjo la tarde del viernes 13.

Del interior de la bóveda, obreros ediles extrajeron callapos, llantas y restos de columna de hormigón armado provenientes de construcciones clandestinas.