Wednesday, March 22, 2017

Cochabamba Familias de al menos 6 sectores cosechan agua de las lluvias

La familia Canaviri, integrada por ocho personas, estaba cansada de comprar agua de los carros cisterna casi todas las semanas. Vive en la Organización Territorial de Base (OTB) Coveder, zona de La Tamborada, al sur de la ciudad.

No solo les afectaba los altos costos, pagaban hasta 10 bolivianos por un turril de 200 litros, sino que también tenían que esperar la “santa voluntad” de los cisterneros.

Desde junio del año pasado, cuando se acentuó la falta de agua en la ciudad, decidieron cosechar las lluvias.

Como ellos, en otros cinco sectores de la ciudad también hay familias que aprovechan las primeras precipitaciones pluviales para guardar agua.

El dirigente de la Coordinadora del Agua René Quispe informó que los sectores donde cosechan lluvias son la OTB Marcelo Quiroga Santa Cruz, avenida 6 de Agosto, Villa Independencia, Jaihuayco, OTB Codever y Villa Sebastián Pagador.

“Es probable que sean más, porque vemos que la falta de agua cada vez afecta a más familias, sobre todo en los barrios de la zona sur de la ciudad”.

PREPARACIÓN La familia Canaviri se preparó con anticipación para recibir el “agua del cielo”. Pese a que el padre de familia es chofer y se ausenta con frecuencia de la casa, la esposa (ama de casa) y los seis hijos se encargaron de hacer algunas adecuaciones a los techos, canaletas y, desde que cayeron las primeras gotas de lluvia, guardaron el agua en turriles y en un pequeño tanque.

Lo mismo hicieron las familias Fuentes y Aguilar que tienen sus viviendas en la avenida 6 de Agosto.

NO ES PARA TOMAR Los cosechadores de lluvias reconocieron que solo usan ese líquido para lavar ropa, platos, ollas, pisos. Asimismo, para regar las plantas y los baños.

No es apta, según ellos, para preparar los alimentos. Para ese tipo de tareas continúan comprando de carros cisterna, pese a que los costos que deben pagar son cada vez más elevados.

Quispe indicó que en junio, julio y agosto del año pasado, los cisterneros vendían el turril de agua en un precio que oscilaba entre 5 y 8 bolivianos, ahora, incrementaron a 9, 10, 12 y hasta 15 bolivianos, dependiendo de la zona.

PROVINCIAS Se tiene información de que en varias provincias, la falta de agua, obligó a los alcaldes y productores a cosechar las lluvias.

Desde 2015, campesinos de Cuchumuela (Valle Alto) adecuaron sus viviendas e invirtieron en tanques para guardar el líquido.

El 10 de marzo, el Gobierno puso en marcha un programa destinado a aprovechar las precipitaciones pluviales. En Cochabamba se beneficiarán nueve municipios. Todavía está en una fase de socialización. Sin embargo, se comenzará a ejecutar en 2018.

Al conmemorarse hoy el Día Mundial del Agua, la Coordinadora realizará una jornada de reflexión y análisis sobre la situación de ese recurso en la Llajta. Será en el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), a partir de las 19:30 horas.

Déficit

Todos los qhochalas soportan un severo racionamiento desde el año pasado. Reciben agua una vez a la semana.

Datos

Definición

* El Día Mundial del Agua se propuso en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo efectuada en Río de Janeiro, Brasil del 3 al 14 de junio de 1992.

* Después, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1992 la resolución A/RES/47/1931 que declaró el 22 de marzo de cada año como Día Mundial del Agua.

Esencial

* El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

* Propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente.

* En la actualidad más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de casa, lo que les obliga a pasar horas haciendo fila o trasladándose a fuentes lejanas para obtenerla, así como a hacer frente a problemas de salud, debido al consumo de líquido contaminado.

Malgasto

* Este año, el motivo para reflexionar en el Día Mundial del Agua es el desperdicio del líquido y cómo reducir y reutilizar hasta un 80 por ciento del agua que se malgasta en las casas, ciudades, industrias y agricultura y que fluye de vuelta a la naturaleza, contaminando el medio ambiente y perdiendo nutrientes valiosos.

* La ONU y varios países del mundo preparan actividades especiales para hoy.



Autoridad del Agua rechaza plan quinquenal y estructura tarifaria

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS) rechazó la propuesta de nueva estructura tarifaria y el Plan de Desarrollo Quinquenal (PDQ) presentado por el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa).

La Autoridad del Agua devolvió la documentación y entregó las justificaciones de esa determinación a la empresa municipal, el pasado 17 de marzo. Ahora, la empresa, tiene 15 días hábiles, es decir, hasta el 7 de abril, para replantear sus propuestas, tomando en cuenta todas las observaciones realizadas.

El director ejecutivo de la AAPS, Víctor Hugo Rico, señaló que “no será difícil” reformular la propuesta de los nuevos precios del agua y tampoco el plan quinquenal, “solo depende de un buen trabajo de los técnicos encargados del tema”.

El gerente de la empresa municipal, Gamal Serhan, sostuvo que la nota de la AAPS la recibió el lunes (20 de marzo). “La revisaré y estaré en condiciones de pronunciarme”.

La nueva propuesta de tarifas fue presentada al ente regulador, el 14 de noviembre de 2016. El 20 de diciembre, el director ejecutivo de la Autoridad del Agua, dijo que el planteamiento tenía seis observaciones, la más importante estaba orientada al Plan de Desarrollo Quinquenal (PDQ), porque consideraba de 2016 al 2020, cuando tenía que ser de 2017 a 2021. Todo fue subsanado, según las autoridades municipales y de Semapa. El 22 de febrero, la AAPS designó un equipo técnico para que revise la documentación. El 10 de marzo dio su dictamen.

NO ES EQUITATIVA Rico reveló a OPINIÓN que la propuesta de la nueva estructura tarifaria “no es equitativa ni justa”.

“La eliminación de las cuatro categorías residenciales (R1, R2, R3 y R4) para plantear solo una doméstica va en desmedro y discrimina a los que menos agua consumen”.

Añadió que el gerente de Semapa optó por simplificar el sistema de cálculo de los costos por el servicio de agua potable.

“Con las fórmulas aplicadas para los nuevos precios se castiga a los usuarios que consumen entre 10 a 15 metros cúbicos al mes y que están comprendidos en las categorías R1 y R2, principalmente”.

Ese grupo de vecinos tendría incrementos significativos, mientras que los que, ahora, usan más líquido serían favorecidos con tarifas menores.

Afirmó que ese planteamiento no es concordante con cualquier política destinada a inducir a la población a que haga un uso racional del agua, porque “si los precios bajaran para los que más consumen, se les daría carta blanca para que sigan haciendo lo mismo o que gasten muchísimo más”. Asimismo, los que menos utilizan, se verían obligados a restringirse, aún más, para evitar pagos elevados.

Otra observación de la AAPS es la marcada diferencia en el pago de los que tienen medidor y los que no cuentan con ese control.

El planteamiento que hizo Semapa de los nuevos costos por el servicio de agua potable considera una tarifa solidaria de 10 bolivianos para los que consuman hasta tres mil litros de agua al mes y una doméstica de 20 bolivianos para los que usen de cuatro mil a seis mil litros. De siete mil a 30 mil litros demandará un pago de cinco bolivianos por cada mil litros adicionales y diez bolivianos por cada mil litros más para los que usen más de 30 mil litros. También hay tarifas comercial, comercial especial, industrial, preferencial y social.

La propuesta de las nuevas tarifas y el plan quinquenal fueron elaborados por la Asociación Nacional de Empresas Prestadoras de Servicio de Agua.

La actual estructura tarifaria data de hace una década. Hace cuatro años, la empresa municipal intentó cambiar los precios, pero el planteamiento fue rechazado por la AAPS, porque no tenía el respaldo documental de todas las organizaciones sociales representativas de la ciudad.

FALTA SOCIALIZACIÓN La Autoridad del Agua también observó la falta de conformidad de todas las organizaciones sociales que avalen la propuesta de las nuevas tarifas.

Solo seis (1, 2, 3, 10, 12 y 13) de los 14 distritos dieron su corformidad al planteamiento a través de la resolución 006/2016. Ese aspecto fue cuestionado.

Asimismo, en manos de la AAPS hay dos impugnaciones presentadas por la Coordinadora del Agua y la Vida, que fue entregada por el dirigente del Distrito 5 René Quispe. La otra la oficializó Juan Carlos Valdivia en representación de la junta de vecinos de la urbanización Entel (Pacata Baja). Todas llegaron a las oficinas centrales de La Paz, el 19 de diciembre del año pasado.

“La socialización tiene que darse en los distritos donde Semapa tiene usuarios y no donde no llega”, sostuvo la autoridad.

PLAN QUINQUENAL Rico dijo que en el plan quinquenal hay varios aspectos que no tomó en cuenta la empresa descentralizada. No analizó a profundidad el rendimiento que debería tener para asegurar su funcionamiento.

“Tiene que justificar con proyectos y cifras el desarrollo normal que debe alcanzar entre 2017 y 2021, en lo económico, administrativo y financiero”.

Añadió que la base del Plan de Desarrollo Quinquenal es un sistema tarifario adecuado. “No se puede tener un plan sin zanjar el tema de las tarifas por el agua”.

NO CUMPLIÓ Rico cuestionó a las autoridades municipales de Cercado, porque “no cumplieron con su deber y, sin analizar, dieron su conformidad a la propuesta de la nueva estructura tarifaria y plan quinquenal”.

“Parece que el Alcalde (José María Leyes) no vio ni revisó el planteamiento que entregaron a la Autoridad del Agua. Es probable que los técnicos encargados no hicieron su trabajo adecuadamente”.

Añadió que Leyes tenía toda la potestad para “rechazar los dos planteamientos, si es que, tras un análisis serio y profundo, detectaba que no no estaban completos”.

En noviembre

La propuesta de la nueva estructura tarifaria fue rechazada por algunos vecinos desde que fue presentada por Semapa, en noviembre de 2016.

5 Años

Las tarifas y las fórmulas de indexación de los costos por el servicio de agua potable tendrán una duración de cinco años (5) y se aplicarán sobre la base de los estudios tarifarios presentados a la Autoridad del Agua, según establece la Ley 2066.

Propuesta no cumple con parámetros de la OMS

La estructura tarifaria actual de Semapa definitivamente debe ser actualizada. La que está vigente permite una distribución totalmente inequitativa del agua y reproduce injusticias en su acceso, dijo el investigador del Centro de Investigación y Documentación Bolivia (CEDIB) Óscar Campanini.

Indicó que si bien la propuesta de estructura tarifaria plantea ajustes (tarifa por consumo, disminución de tarifa fija) tiene varios problemas, por ejemplo, la solidaria está solo para los que consumen 3 metros cúbicos (m3), lo que no es acorde con el mínimo de 15 m3 que define la OMS para una familia de 5 personas.

“Hemos visto que son las más caras del eje, lo que muestra que no se ha considerado de forma adecuada la capacidad de pago de la población”.

Afirmó que se castiga los consumos altos, pero no considera que existen excepciones como los condominios, edificios, casas donde viven más de una familia y el mal estado de los medidores que, en muchos de los casos, registran aire.



Las aguas residuales, un nuevo 'oro negro' contra la escasez hídrica



Las ingentes cantidades de aguas residuales domésticas, agrícolas e industriales que producimos y desechamos cada día podrían ser un nuevo "oro negro" con el que hacer frente a la escasez hídrica.

Así lo apunta Naciones Unidas en su informe anual sobre el desarrollo de los recursos hídricos, presentado este miércoles en Durban (Sudáfrica) con motivo del Día Mundial del Agua, en el que recalca que se trata de un "recurso inestimable" tan importante como el petróleo.

Una "proporción considerable" de las aguas residuales que se vierten, ni se recogen ni se tratan previamente, especialmente en los países poco desarrollados, donde solo se aplica tratamiento a un 8% del agua utilizada.

Redoblar estos niveles y acercarlos al de los países ricos -donde un 70% de estas aguas recibe tratamiento- es el gran reto que plantea el estudio de la ONU.

"Se trata de gestionar y reciclar cuidadosamente el agua que usamos en nuestros hogares, ciudades, plantas industriales y explotaciones agrarias", señala el presidente de ONU-Agua, Guy Ryder, que recuerda que las cantidades de agua dulce de que disponemos son limitadas y su demanda va en aumento.

"Debemos disminuir los vertidos e incrementar el tratamiento de las aguas residuales para satisfacer las necesidades ocasionadas por el crecimiento demográfico y la fragilidad de los ecosistemas", resalta.

Sistema de tratamiento de aguas residuales. Foto: YouTube

Este crecimiento demográfico se experimenta especialmente en los suburbios de las grandes ciudades de los países del Tercer Mundo, dando lugar a menudo a la multiplicación de poblados chabolistas sin las menores condiciones de saneamiento.

Un buen ejemplo del problema y de sus consecuencias es Lagos, en Nigeria, una ciudad en permanente crecimiento que genera a diario un millón y medio de metros cúbicos de aguas residuales que desembocan sin haber sido tratadas en la laguna que circunda a la urbe.

La contaminación de este tipo de aguas, debido a los excrementos humanos y animales, afecta a casi un tercio de los cursos fluviales de América Latina, África y Asia, donde 842.000 personas murieron en 2012 debido a la toxicidad del agua.

Parecidos efectos tienen para la naturaleza las aguas mezcladas con disolventes e hidrocarburos y con nutrientes como el nitrógeno, el fósforo y el potasio que resultan de la actividad industrial y minera, así como de la agricultura intensiva.

Estas aguas residuales afectan en todo el mundo a unos 245.000 kilómetros cuadrados de ecosistemas de agua dulce, costeros y marinos, una superficie similar a la del Reino Unido.

El regadío es el uso más común de las aguas residuales una vez se han tratado, pero solo unos 50 países las utilizan para tal fin, lo que representa solo un 10% de las tierras cultivadas en todo el mundo.

Con el debido tratamiento de aguas residuales se podría reusarla para el riego. Foto: YouTube

Otro destino del agua residual tratada es la industria, donde se dedica, principalmente, a hacer funcionar sistemas de calefacción y refrigeración.

Se espera que uso crezca en un 50% en los próximos tres años, asegura el informe.

Al contrario que el petróleo, el nuevo "oro negro" también puede emplearse para consumo humano, y se lo beben ya en ciudades como Singapur, San Diego y Windhoek, la capital de la desértica Nambia, que desde 1969 trata sus aguas residuales para aumentar las reservas de agua potable.

Además de fuente alternativa de agua dulce, las aguas residuales son también, gracias a la ciencia, un insospechado proveedor de materias primas.

Las sustancias orgánicas de las aguas fecales pueden dar lugar a biogás, como ya ocurre en Osaka (Japón), que produce cada año 6.500 toneladas de combustibles tratando los lodos de sus alcantarillas.

Nutrientes como el fósforo o los nitratos pueden extraerse de las aguas fecales, y se estima que el 22% de la demanda mundial de fósforo puede satisfacerse tratando la orina y los excrementos humanos.

Lea también: Toda agua es 'ligera' y la del grifo, tan saludable como la envasada

Todos estos avances enseñan el camino trazado por la ONU, que señala a América Latina como caso paradigmático, ya que, a pesar de haber duplicado el tratamiento de aguas residuales desde el finales del siglo pasado, sigue desechando el 70% de las mimas. (22/01/2017)

El cruceño usa al día 200 litros de agua


En la capital cruceña el consumo per cápita de agua es de casi 200 litros por día, es decir, que en promedio cada ciudadano gasta diariamente esa cantidad de agua para su consumo y actividades, según cálculos de Saguapac.
Esta cifra se aproxima a los parámetros de las grandes ciudades, donde el consumo per cápita oscila entre 200 y 250 litros por día. Por esta razón, hoy en el Día Mundial del Agua, diversas instituciones llaman a adoptar medidas para cuidar este recurso, garantizar su calidad y evitar la escasez.

Luis Emilio Vargas, responsable de Comunicación de Saguapac, dijo que se garantiza el abastecimiento de agua potable, abundante y de calidad para los próximos años; extraída de los reservorios (como ocurre actualmente) y a través de proyectos para captar agua de zonas abiertas, que se piensan implementar a futuro.

Aguas residuales
Una de las mayores preocupaciones de la ONU y de las instituciones que tienen que ver con esta temática son las aguas residuales, pues advierten que si no les dan un tratamiento adecuado pueden contaminar los acuíferos. De hecho, este año el Día Mundial del Agua está enfocado en este tema, buscando su reducción o su reutilización.
En la capital cruceña, Saguapac extrae el agua de hasta 350 metros de profundidad, ya que, según estudios, en algunas zonas de la urbe, el agua se está contaminando a 100 metros de profundidad por la acción del hombre (basura) y la falta de servicios de alcantarillado

En el Día Mundial del Líquido Elemento Una mirada a la situación actual del agua en Oruro

Este 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, en ese sentido las instituciones ambientalistas hacen un análisis sobre la situación de la falta de agua y las alternativas que se pueden dar a esta consecuencia del cambio climático, el Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA) habla a través de un documento, sobre la cosecha de aguas de lluvia para afrontar estos efectos negativos para el medio ambiente y otros proyectos que deben ser asumidos por las autoridades.

Según el documento la situación más crítica vivida en los últimos años fue la desaparición del lago Poopó, el segundo de mayor dimensión en el territorio nacional, esta situación trajo serias consecuencias a los habitantes del pueblo originario Uru ya que mermó su método primario de subsistencia que es la pesca.

Si bien las lluvias volvieron a alimentar las aguas del Poopó las mismas no fueron suficientes para volver al volumen original del líquido que cubría a todo el lago, por lo que es necesario ver otras alternativas no solo para este problema sino para muchos otros de la región relacionados a la sequía.

Según el documento del CEPA actualmente la mayoría de los proyectos están abocados a la perforación de pozos, manejo sostenible de wigiñas y también la cosecha de aguas de lluvia las cuales si bien tuvieron resultados interesantes en algunas comunidades aún son insuficientes para copar las demandas regionales, por lo que se debe pensar en realizar estudios a nivel de megaproyectos y así almacenar grandes cantidades del recurso hídrico.

En cuanto a la cantidad y volumen de lluvias caídas en la región y la ciudad de Oruro no variaron en sus cifras de forma significativa, lo que si cambio es el periodo de precipitaciones, aunque el documento no muestra cifras exactas de cuanta cantidad de agua cae en la región anualmente.

Otro aspecto que se hace notar es que en la ciudad los emprendimientos de cosecha de lluvia son nulos y no se avizora mejoras en el tratamiento de aguas servidas, manejo eficiente de líquidos en las viviendas o el tratamiento de aguas ácidas o saladas, lo cual podría ser una solución si en futuro se presentasen problemas de sequía en la urbe.

El documento señala que es necesario que las instituciones públicas y privadas deban empezar a preocuparse de la situación del agua en la región y comenzar a proyectar métodos aceptables para que se pueda colectar la mayor cantidad de recurso hídrico en la época lluviosa la cual debe ser manejada de manera coherente para no sufrir escasez del recurso vital.

Tuesday, March 21, 2017

Toda agua es 'ligera' y la del grifo, tan saludable como la envasada



Al agua no se le pueden atribuir propiedades curativas, la del grifo es tan buena para la salud como la envasada, siempre es "ligera", el plástico en que se embotella no tiene contaminantes... son algunas de las certezas con las que los expertos desmontan los falsos mitos sobre este elemento.

Con motivo de la celebración este martes, día 22, del Día Mundial del Agua, expertos de la Universidad Abierta de Cataluña (noreste de España) explicaron que hay creencias populares de todo tipo, algunas ciertas pero muchas otras falsas.

"Al agua no se le pueden atribuir propiedades curativas", aseguró la bióloga y profesora de los Estudios de Salud, Alicia Aguilar, que señala que agua "hay de muchos tipos" (de grifo, embotellada, de baja mineralización, etc.) y cada una tiene sus características, que pueden contribuir o no a algunas funciones orgánicas.

Las aguas de elevada mineralización -como las cálcicas o hipersódicas- pueden ser, por ejemplo, desaconsejables en casos de problemas renales, cálculos, hipertensión o para los bebés, y las fluoradas, en cambio, pueden ser recomendables para la protección dental, señaló la bióloga.

La dureza del agua suele ser otro aspecto controvertido. La bioquímica Carmen Carrión, explica que la dureza está condicionada por la cantidad de iones en disolución, "sobre todo de calcio y magnesio".

Desde el punto de vista del consumo humano, diferentes informes publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) no han encontrado pruebas científicas de que sea perjudicial para la salud.

Espere

¿Qué es el Agua?. Video: Andres Lopez

Carrión solo puntualiza que las aguas duras son menos recomendables para las personas con alteraciones cutáneas y que en algunos casos "pueden provocar eccemas". El nivel de dureza o mineralización, además, puede influir en el sabor del agua, apunta.

Existe también el mito popular de que el agua del grifo es de peor calidad que la envasada, tópico que desmiente con rotundidad Aguilar.

"El agua del grifo pasa por unos controles analíticos exhaustivos de sus características físicas, químicas y microbiológicas que garantizan la calidad y la seguridad para el consumo humano. Que el agua sea del grifo no quiere decir que sea más mala que la envasada", según Aguilar.

"El agua envasada, de hecho -añade la bióloga-, no es estéril, no garantiza cero microorganismos de origen. Lo que asegura, también por medio de unos controles muy estrictos, es que no haya patógenos".

Los expertos recuerdan que las etiquetas de los envases tienen que informar de la procedencia del agua y del tipo (mineral natural, preparada, etc.) del nombre de la empresa, fecha de consumo preferente y recomendaciones de conservación, entre otras cosas.

Aguilar puntualizó que además, una clase de agua no se puede atribuir una cualidad propia que es característica del agua en general, "como agua ligera, porque toda lo es".

Otro mito que Aguilar desmonta es que el agua envasada en botellas tanto de plástico como de vidrio está libre de contaminantes, aunque ella recomienda el vidrio "porque es un material fácil de limpiar, que se puede desinfectar, lavar a elevadas temperaturas y, por tanto, reutilizar, y es un material más sostenible para el medio ambiente".

Sobre las botellas de aluminio que usan los excursionistas para transportar el agua, la bióloga indica que "son una buena opción, porque este material es ligero, no deja pasar la luz y es bastante resistente a los golpes", aunque hay expertos que recomiendan comprobar que el bidón tenga recubrimiento interior para que el aluminio no esté en contacto con el agua y se eviten posibles migraciones de sustancias que puedan ser un riesgo para la salud.

"Algunas acciones humanas cotidianas pueden afectar a la calidad del agua e incrementar los costes de depuración del agua residual", alertó Hug March, experto en gestión urbana del agua.

La primera práctica nociva, según este investigador, es arrojar por el fregadero el aceite de cocina u otras grasas que se utilizan para freír.

"Pequeñas cantidades de aceite pueden afectar la calidad de grandes cantidades de agua y de rebote encarecer el proceso de tratamiento en las plantas de depuración", advirtió March, que pide que el aceite usado se lleve en recipientes al centro de recogida, igual que los medicamentos que ya no se utilizan no deben arrojarse por el lavabo y deben ser llevados a las farmacias. (21/03/2017)

La Paz y El Alto reactivan Samapa, lanzan UMA y piden autorización a AAPS para dotación de agua



Las municipalidades de La Paz y El Alto definieron reactivar el Servicio Autónomo Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Samapa) para dotar agua en las dos urbes a través de una nueva empresa denominada Unión Metropolitana del Agua (UMA). Los ediles solicitarán a la AAPS la autorización del servicio.

Los alcaldes de ambas urbes —Luis Revilla y Soledad Chapetón, respectivamente— se reunieron esta mañana para anunciar esta iniciativa ante del cumplimiento del plazo, a fines de marzo, de la intervención de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) que dota el líquido.

Ambas autoridades solicitarán de manera formal a la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS) la autorización del traspaso de la administración del servicio.

“Se trata de la solicitud de autorización de prestación de servicio de agua potable y alcantarillado sanitario en las ciudades de La Paz y El Alto bajo la institucionalidad de Samapa, una empresa que existe en este momento, que tiene personería jurídica y toda la institucionalidad que requiere el Estado”, señaló Revilla en una conferencia de prensa.

El trámite edil contiene un plan de transición para 120 días, unos cuatro meses, y otro quinquenal “que resume las inversiones prioritarias dentro de nuestras jurisdicciones”, complementó Chapetón, entre ellas la renovación de la red de ductos.

La labor de consolidación del proyecto se extendió por un año y medio y será presentada la tarde de este martes con la confianza de que será aceptada.

“Estamos cumpliendo con todos los requisitos”, subrayó Revilla y precisó que la inversión proyectada para los próximos cinco años es de Bs 1.100 millones “tomando en cuenta las contrapartes que le corresponden al Gobierno nacional en los proyectos” actuales y futuros.

En 2013, la AAPS intervino EPSAS, y desde esa fecha se ampliaron las intervenciones en al menos cuatro oportunidades ante la imposibilidad de gestar una empresa metropolitana que reúna a La Paz, El Alto, Viacha, Palca, Laja, Achocalla, Mecapaca y Pucarani.

“Los otros municipios del área metropolitana también están invitados a formar parte de esta nueva empresa”, sostuvo Revilla, empero defendió que los “responsables” de este plan son ellos bajo el argumento que las dos urbes reúnen al 95% de los usuarios del servicio.

Tras la crisis del agua que afectó a 94 barrios de La Paz, inicialmente, y que se extendió a otras zonas y a El Alto, las autoridades del sector sentenciaron que la intervención de la proveedora estatal finalizará en marzo. (21/03/2017)