Wednesday, December 7, 2016

La crisis del agua cambia la rutina en negocios de La Paz



Desaparecieron los lavados de autos, los servicios de baño en restaurantes son más incómodos, los hoteles y restaurantes se quejan. Los pobladores de La Paz, especialmente los de la zona sur de la ciudad, viven muchos cambios en pocas semanas por la falta de agua.
En las zonas de Sopocachi, de San Miguel, de Cota Cota, en Miraflores y en la Cancha Zapata había personas y hasta empresas que ofrecían el servicio de lavado de vehículos con mangueras a presión. Todos esos negocios se extinguieron, como si se los hubiera tragado la tierra.

Algunos se dan mañas y atienden a puerta cerrada, como relata Jorge. “La gente se enoja si te ve. Nosotros compramos mangueras a presión, pero más que agua, sueltan aire, el gasto es mínimo; sin embargo, es difícil hacer entender a las personas que no usamos mucha agua, por lo tanto nos hemos quedado sin trabajo”, aseguró.

Cambio
Todo aquello que requiere funcionar con agua está fuera de uso. Por ejemplo, en el Megacenter y en el Multicine, el puesto de venta de pipocas y refrescos no ofrece gaseosas de dispensadores, ahora las venden en botellas.

La logística de los baños en los restaurantes y locales de expendio de alimentos ha cambiado rotundamente. No hay agua, así que se ubican turriles y baldes para que los clientes los utilicen en el servicio higiénico. Además, disponen agua en botellones para lavarse las manos.
La mayoría de los edificios tiene tanques. Lo mismo que el Colegio Militar de Irpavi, que ha prestado parte de su uso al Megacenter, ubicado en esa zona. Este complejo ha puesto al servicio de sus clientes un novedoso sistema de urinarios que no necesitan agua.

De esa misma fuente (del Colegio Militar) se alimenta la piscina del Círculo de Oficiales del Ejército, que no dejó de atender a sus clientes, pero el acceso es más restringido y requiere de tarjetas de inscripción. Las piletas de la zona sur, que en esta época suelen ofrecer cursos de natación por vacaciones, permanecen cerradas. Es el caso de la de Obrajes, que está en ‘mantenimiento’.

Los hoteleros se declararon en estado de emergencia y pusieron, incluso, en duda las fuentes laborales porque no pueden mantener sus estándares de atención.

Ayer por la mañana, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, informó de que, en coordinación con la ministra de Aguas, se buscará abastecer a los hoteles a través de cisternas. Esa es la forma en la que los empresarios sortean los problemas. Al mismo tiempo se han desarrollado otras necesidades y, consiguientemente, hay otros negocios que han prosperado. Especialmente los relacionados con la venta de tachos, baldes y tanques de agua. La Paz no será igual nunca más

Exdirector de la aaps no declara en fiscalía
​El exdirector de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS), Benecio Quispe, asistió a la Fiscalía acompañado por sectores sociales, pero no declaró porque su defensa solicitó diferir la fecha.

En un encuentro con la prensa, señaló que se siente muy dolido por el proceso que el Ministerio de Aguas ha iniciado en su contra.

El vicepresidente Álvaro García Linera señaló ayer que lo que ocurrió con Quispe y con el ex gerente general de Epsas es un hecho criminal, que debe ser juzgado y castigado porque estas exautoridades no alertaron que las represas se quedaban sin agua y eso desencadenó una crisis que deja sin servicio, al menos, a 90 barrios de la zona sur, la ladera este de La Paz y a parte de la ciudad de El Alto.

“No soy responsable, no soy culpable de una actividad que no tenía competencia realizar. Mi competencia era fiscalizar, controlar y, en último caso, sancionar. Epsas tenía o tiene la responsabilidad de asumir las consecuencias de esto que ocurrió”, remarcó el exfuncionario ante los medios.

Plantean que 2017 se declare como “Año del Agua”

Las principales organizaciones sociales del país propusieron el martes, en una reunión el presidente Evo Morales, declarar el 2017 como el “Año del Agua”, además de convocar a una cumbre para trabajar en políticas y acciones que coadyuven en el abastecimiento y el cuidado del líquido vital.

Con ese objetivo, la secretaria ejecutiva de la Confederación de Mujeres Campesinas ‘Bartolina Sisa’, Juanita Ancieta, pidió a los gobiernos departamentales y municipales trabajar de manera conjunta para paliar la escasez del agua en el país.

“Hemos pedido en esta reunión que pueda haber una cumbre del agua, además, que se pueda declarar el año del agua, lo que significa que todos trabajemos para paliar esta escasez”, dijo a los periodistas al salir del Palacio de Gobierno.

Al menos cuatro departamentos del país están afectados por el racionamiento de agua debido a la sequía, la peor en 25 años.

Ancieta refirió que el presidente Evo Morales “luchó” para que la Organización de Naciones Unidas (ONU) declare al agua como un derecho humano.

´”Él ha sido el único, mientras que la oposición lo único que busca son pretextos para criticar la gestión del presidente Morales, pero nunca saludan los avances y los resultados”, acotó.

Por su parte, el jilliri apu mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu, Hilarión Mamani, aseguró que Morales garantizó la producción de alimentos en el país gracias al programa Mi Agua.

Las organizaciones sociales todavía no definieron la fecha para realizar la cumbre del agua

Estudian potabilización de aguas de vertientes

La Alcaldía de La Paz presentó este martes el mapa georeferenciado de 140 vertientes que existirían en toda la mancha urbana, recursos que podrían ser potabilizados mediante la instalación de pequeñas plantas de tratamiento, propuesta que se estaría gestionando ante la cooperación internacional.

El alcalde Luis Revilla formuló esta posibilidad como una alternativa de provisión de agua potable y una probable respuesta ante la situación de emergencia que enfrenta la sede de Gobierno y que podría ser más prolongada de lo previsto.

Explicó que de hacerse efectiva esta iniciativa, considerando los caudales y todos los aspectos que implica su análisis podría ser una opción para la implementar redes de distribución domiciliaria de menor tamaño.

De acuerdo con lo anunciado, cada una de las pequeñas plantas para la potabilización de agua tendría un costo de entre $us 6 mil a $us 10 mil. Proyecto que podría efectivizarse, de ser necesario, para proveer de agua a los barrios afectados por la carestía del líquido vital.

VERTIENTES

Por otra parte, a partir de la información elaborada por la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos de la Alcaldía ejecuta un plan para el uso de esas aguas, en una primera etapa consiste en la habilitación de 12 vertientes hasta el viernes para uso de la comunidad.

“Vamos a tener estas 12 vertientes ubicadas en el área de racionamiento de agua potable. Van a poder ser utilizadas por la población a partir del día viernes, pero no para el consumo humano” remarcó el Alcalde tras aclarar que este recurso servirá la limpieza de sanitarios u otras necesidades de limpieza.

La segunda etapa consiste en la habilitación de otras ocho vertientes hasta el viernes de la siguiente semana, con lo que la población podrá contar con 20 vertientes de agua para tareas domésticas de modo que sea posible optimizar el agua para consumo humano.

La autoridad edil señaló que la canalización de las aguas de estas vertientes demandó realizar trabajos de infraestructura, por lo que la comuna tomará control sobre estas precautelando su acceso gratuito.

Según lo previsto y en función del desarrollo de la crisis de agua que afecta a la sede de Gobierno, hasta fines de este año la Alcaldía podría habilitar por lo menos 40 vertientes de agua, de las cuales algunas podrían ser potabilizadas.

Asimismo, el Alcalde remarcó que en cada una de los casos de habilitación de vertientes se efectúan los debidos análisis químicos, físicos y bacteriológicos, lo que constata que no es agua apta para consumo humano.

No cesan los reclamos por suministro de agua

No obstante de las acciones reportadas por el Centro Operativo de Emergencia (COE), persisten reclamos de los vecinos de zonas más alejadas de la ciudad, a pesar de los 80 carros cisterna desplegados, los 124 contenedores de agua fijos, la distribución en 18 reservorios de geomembrana, botellas transportadas en camionetas que suman un promedio de un millón de litros diarios distribuidos, las más afectadas no son asistidas.

El dirigente Adrián Zegarra del Distrito 16 señaló que para atender la totalidad de ese distrito se requiere por lo menos 36 tanques fijos, petición que se hubiera efectuado al COE, habiendo ubicado tres reservorios en los barrios Cosmos, Primavera y Caja Nacional pero ningún estaría habilitado.

El dirigente vecinal señaló que las zonas de Alto Pampahasi, Escobar Uría, Guardia, Cervecería y las seis juntas vecinales de Villa Salomé a la fecha no contarían con un mecanismo de provisión permanente.

Asimismo, el dirigente vecinal de San Isidro, Juan Castillo expresó la necesidad de contar con un reservorio que atienda al área circundante al centro de salud y la plaza de Villa Armonía.

El suministro de agua potable en el marco de la emergencia tiene a ordenarse, toda vez la aducción de las aguas del río Palcoma, desde la comunidad Hampaturi, permitirá contar con más horas de provisión mediante la red de tuberías, anunció Mario Peinado, a cargo del Centro Operativo de Emergencia (COE).

“En la medida que tengamos más volumen de agua, por trasvase o por las lluvias se podrá dotar de agua por la red de cañerías por más horas, según la zonificación ya establecida”, afirmó tras aclarar que continúa el estado de emergencia pero con mayor capacidad para sobrellevar.

Peinado señaló que la magnitud de la emergencia sobrepasó las previsiones inicialmente tomadas, toda vez que tanto la logística como el equipo humano asignado a cumplir tareas en una situación de emergencia tuvo que aumentar en número.

De acuerdo con lo anunciado, recientemente fueron instalados 23 nuevos reservorios 10 mil litros de agua y hasta el fin de semana se prevé la instalación de otros 32 tanques fijos en las zonas de mayor demanda.

Tuesday, December 6, 2016

AAPS, Alcaldía de La Paz y Epsas intercambiaron desde abril cartas sobre la provisión de agua


Funcionarios de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS), de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento ( Epsas) y de la Alcaldía de La Paz intercambiaron en abril de este año cartas sobre la provisión de agua para enfrentar en la ciudad sede del Goibierno lo que denominan la época de estiaje, tiempo en el que no llueve y las reservas de este recurso disminuyen al mínimo.
Una de las misivas fue enviada por AAPS al alcalde Luis Revilla el 8 de abril, pero con fecha de recibimiento del 12 de abril de 2016. En ella se hace conocer que se instruyó a diferentes prestadoras de servicios de agua elaborar e implementar planes de contingencia para la época de estiaje considerando los efectos del cambio climático y su efecto en los volúmenes de distribución del recurso.
“En ese contexto, es de suma importancia que el Gobierno Municipal coordine y coadyuve con la EPSA de su jurisdicción municipal, esencialmente los distintos requerimientos en cuanto a inversiones en infraestructuras, captación de nuevas fuentes y uso eficiente del agua, de tal manera que se garantice la provisión del servicio”, agrega la misiva.
El 8 de noviembre, Epsas determinó el corte y racionamiento de agua en más de 90 barrios de La Paz y, posteriormente, se amplió la situación de emergencia a otros tantos barrios de El Alto. El Gobierno, junto a las Fuerzas Armadas, tomó el control para la distribución del recurso a las zonas afectadas por carros cisternas y tanques en puntos fijos.
El 24 mayo, la secretaria Municipal de Gestión Ambiental, Mariana Daza, envió una carta al interventor de Epsas, Hugo Gómez, en la que le recuerda que la AAPS hizo conocer que instruyó a “Epsas S.A. la elaboración e implementación de planes de contingencia para la próxima época de estiaje”.
Seguidamente añade en la misiva: “Dado lo delicado de la alerta que afectaría de manera directa a la provisión de los servicios de agua potable a la ciudad de La Paz, el Gobierno Municipal de La Paz solicita de manera urgente información consistente en: Situación de los volúmenes almacenados a la fecha por sistema; balance de oferta y demanda de caudales por sistema; proyecciones del servicio para la gestión 2016; y planes y programas de contingencia para la época de estiaje”.
Con la información requerida, agrega la carta, la Alcaldía podrá coadyuvar a Epsas en las tareas para garantizar la provisión del servicio. El requerimiento está sustentado en un informe del asesor Especialista Programa Municipal de Agua, Jorge Tórrez, quien en una parte refiere: “Dadas estas circunstancias y viendo los riesgos que podrían afectar el normal aprovisionamiento de agua potable a la población de La Paz, el GAMLP como administrador del territorio, debe exigir al operador garantizar la provisión del servicio”.
Pero además hace notar que la competencia y responsabilidad en la provisión de este servicio es del operadorm, vale decir EPSAS.
El presidente Evo Morales destituyó el 16 de noviembre a Gómez y al director ejecutivo de la Autoridad de Agua Potable y Saneamiento (AAPS) Benecio Quispe, porque no le advirtieron oportunamente de la aguda escasez de agua. El Mandatario pidió ese día disculpas a los paceños y anunció un plan de emergencia. (05-12-2016)

Trasvases reducen el déficit de agua al 43% y alistan otro rol de dotación por red para La Paz



Con el segundo trasvase, el río Kairuni, situado en la comunidad de Palcoma, Macrodistrito Hampaturi, permitió reducir el déficit de agua del Sistema Pampahasi del 79% al 43%, por lo que el Gobierno instruyó a la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) que elabore un nuevo cronograma de suministro por red para las zonas afectadas en la zona sur de La Paz.

"Hemos pedido que en las próximas horas nos hagan propuestas de entrega regular, aunque una hora al día (...). Antes no se podían dar horarios regulares. Ahora que ya se tiene flujo regular hemos pedido una nueva propuesta, la gente quiere saber a qué hora va a recibir agua, por eso hemos pedido a EPSAS que haga un esquema de flujos seguros", afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera, según publica hoy el diario La Razón en su edición impresa.

García inspeccionó el lunes la estación interruptora de presión de la represa de Hampaturi Bajo junto con el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira; y el director ejecutivo de la Autoridad de Fiscalización y Control de Agua Potable y Saneamiento (AAPS), Víctor Rico.

El 8 de noviembre EPSAS activó un racionamiento de agua a 94 barrios de La Paz por el bajo caudal de las represas de Hampaturi e Incachaca. Dos semanas después, éste se amplió a otras zonas y a barrio de la ciudad de El Alto llegando a sumar el número de zonas afectadas 140.

Ante la crisis del agua, el presidente Evo Morales anunció el 1 de diciembre una inversión de $us 78 millones para cuatro proyectos hídricos en la ciudad de La Paz. (06-12-2016)



Exdirector de AAPS informó en septiembre que había agua suficiente en Pampahasi



La ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, desveló este martes que el exdirector de la Autoridad de Agua Potable y Saneamiento (AAPS), Benecio Quispe, aseguró en septiembre que la dotación de agua en la ladera Este y el Macrodistrito Sur de La Paz estaba garantizada, ya que el sistema Pampahasi contaba con una reserva que casi duplicaba la proyección de la demanda.

En una entrevista concedida a la estatal Bolivia TV, la autoridad aseguró que su despacho había requerido varios informes a la AAPS desde el 8 de abril para conocer la situación de la regulación de las empresas estatales de agua en el ámbito nacional, pero en particular de los planes de contingencia para garantizar el suministro de agua.

Según la autoridad, las primeras respuestas de la entidad fueron superficiales, por lo que insistió para que se envíen reportes más precisos. Fue hasta septiembre que recibió un informe detallado en el que figuraba una “ matriz” (cuadro de volúmenes de agua) de la situación del embalse de Pampahasi.

“Una de las matrices que nos envía la AAPS ... nos indica que para el sistema de Pampahasi el 2016 existe una disponibilidad de agua de 39.9 hectómetros cúbicos (hm3 de agua) en relación al año”, detalló Moreira y agregó que en el mismo cuadro se indica que la demanda prevista era de 20,14 hm3.

“La disponibilidad de agua, o sea la oferta de agua, es mayor a la demanda que se tenía en el sistema Pampahasi. Todo iba a estar bien porque la disponibilidad es de 39,9 y la demanda es de 20,14, por tanto, en equilibrio se supone que se tenía previsto que la demanda iba a ser cubierta por la disponibilidad de agua que se tenía”, dijo la autoridad, mostrando el cuadro referido.

Quispe, en una entrevista con La Razón publicada este martes, deslindó toda responsabilidad en la crisis del agua que enfrenta La Paz, justamente en las zonas que deben ser atendidas por el sistema Pampahasi, y aseguró que la ministra Moreira estaba al tanto de la crítica situación desde abril.

“Nosotros, en marzo y abril, hemos emitido notas a Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS), al Gobierno Municipal de La Paz y al Ministerio (de Medio Ambiente y Agua), se ha ido advirtiendo”, afirmó.

La exautoridad de la AAPS fue destituida del cargo el 16 noviembre junto con Rudy Rojas, el exinterventor de EPSAS, tras ocho días de la aplicación del plan de racionamiento que afecta al momento aproximadamente a un centenar de barrios de la ladera este y el sur de la sede gobierno y que se extendió hace tres semanas a otras zonas de El Alto.

Moreira rechazó estas afirmaciones respaldada en la documentación que recibió de la AAPS, en la que se informa sobre la existencia de una reserva de agua de casi el doble de la demanda prevista para este año.

Victor Hugo Rico asumió como nuevo ejecutivo de la AAPS, mientras que Humberto Claure Quezada retomó el cargo de gerente interventor de EPSAS.

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua se querelló contra las exautoridades por los delitos de atentado contra la seguridad de los servicios públicos e incumplimiento de deberes.

“Me parece demasiado ridículo y cínico querer culparnos de una responsabilidad que no es nuestra. La AAPS y mi autoridad hemos cumplido con todo lo que la normativa indica”, insistió Quispe e insistió en que la ministra Moreira “tenía toda la información necesaria.

En otra de sus alocuciones, aseguró que no fue anoticiado del plan de racionamiento que puso en marcha EPSAS, sino hasta el mismo día de su ejecución, el 8 de noviembre. “Él (Rojas) indicaba que sospechosamente los niveles de agua en las represas habían caído de la noche a la mañana”, dijo.

Este martes a las 14.45, Quispe (AAPS) y Rojas (EPSAS) deben comparecer ante la Fiscalía por la demanda interpuesta por Moreira debido a la crisis de agua. (06/12/2016)