Friday, October 24, 2014

En nuevos asentamientos de distritos alejados Vecinos consumen agua de cisternas

Los nuevos vecinos asentados en distritos alejados de la ciudad de El Alto no cuentan con conexiones de agua potable ni de alcantarillado sanitario, por lo que se ven obligados a consumir agua transportada por cisternas.

Además de los riesgos que esto ocasiona, el costo para el consumo es mayor al que pagan muchos alteños gracias a la tarifa solidaria.

La información fue dada a conocer en el portal del Periódico Digital de Investigación en Bolivia (PIEB) basado en datos contenidos en la investigación “Carros aguateros en El Alto”, elaborado en el marco del Taller de Proyectos e Investigación del Hábitat Urbano-Rural de la Red Hábitat y del grupo de investigadores “Por el acceso al agua”.

“Una familia de seis componentes que se abastece de un carro aguatero, consume en general 15 turriles, que sería tres metros cúbicos, en un mes, estarían gastando 120 bolivianos, el turril de 200 litros cuesta 8 bolivianos. En cambio si recibieran el agua de Epsas, igual una familia de seis miembros, igual tres metros cúbicos, estarían pagando seis Bolivianos en promedio, tal vez un poquito menos de acuerdo a la tarifa solidaria”, dijo Grover Rojas, en la presentación del estudio sobre los carros aguateros.

Siete municipios se benefician con Bs. 1,4 millones para "Mi Agua III"

Los municipios de La Rivera, Todos Santos, Carangas, Yunguyo de Litoral, Choquecota, Cruz de Machacamarca y Belén de Andamarca se beneficiaron ayer con cheques con un monto total de 1,4 millones de bolivianos para ejecutar el programa "Mi Agua III", en 15 proyectos.

La ceremonia se realizó ayer antes del mediodía en el Salón Dorado "Ildefonso Murguía" del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru), donde asistieron las autoridades ediles y concejales.

SECRETARIO

El encargado de hacer la entrega de los cheques, fue el secretario general de la Gobernación, Edgar Soliz.

"Ustedes que viven en el campo, saben que estamos con el problema de la sequía. No hay agua en el campo, no hay producción, no hay agua para el ganado y lamentablemente estamos perdiendo el ganado, la producción", afirmó.

Añadió que por delante vienen otros proyectos como "Mi Riego", para apoyar la producción, además de la construcción de represas y atajados de agua, entre otras obras.

Pidió a los alcaldes, trabajar de manera conjunta con los técnicos de la Gobernación, para seleccionar los lugares donde construirán los atajados de agua, vigiñas, canales y represas.

Respecto al programa "Mi Agua III", Soliz señaló la inversión de 1,4 millones de bolivianos en los municipios.

Thursday, October 23, 2014

Activan dotación de agua a zonas castigadas por sequía

A tiempo de oficializar la declaratoria de emergencia departamental por sequía e incendios forestales, la Gobernación de Santa Cruz anunció la movilización de al menos 22 camiones cisterna para activar el plan de acarreo de agua para el consumo humano a los municipios de Charagua, Lagunilla, Boyuibe, Camiri, Gutiérrez, Cuevo, San Miguel y San Rafael, El Trigal, Quirusillas, San Antonio de Lomerío y Saipina, castigados por los fenómenos climatológicos.

El secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación y director del Centro de Operaciones de Emergencia (COED), Enrique Bruno, informó de que la declaratoria habilita Bs 4 millones para atender las necesidades de las 30.000 familias de los 12 municipios afectados por sequía e incendios.

Bruno exteriorizó que se atacará la emergencia con asistencia de salud con movilización de brigadas médicas, acarreo de agua en camiones cisterna y dotación de alimentos a las comunidades castigadas por los efectos del cambio climático.

En el plano operativo, el director del Proyecto de Desarrollo de Aguas Subterráneas en Áreas Rurales (Proasu) de la Gobernación, Óscar Saucedo, señaló que se dispuso la asignación de Bs 1,1 millones para contratar a los 22 camiones cisterna que fueron desplazados a los municipios declarados en emergencia.

Saucedo aclaró que, en caso de requerirse perforación de pozos, se evaluará el área de influencia de la comunidad demandante y si procede se atenderá la exigencia. Por otra parte, manifestó que se coordinará con los municipios y las asociaciones de ganaderos locales para la entrega del agua y forraje.

Desde Defensa Civil regional Camiri, que ejerce competencia operativa en las provincias Cordillera (Santa Cruz), Luis Calvo y Hernando Siles (Chuquisaca) y Gran Chaco (Tarija), el responsable, Antonio Díaz, señaló que desde hace dos meses se activó un plan de dotación de agua en cuatro camiones cisterna, dos que desde Boyuibe atienden a Cuevo y Macharetí y otros dos que hacen lo propio desde Camiri a 19 comunidades.

Dio cuenta de que por día se distribuyen 44.000 litros de agua en las zonas afectadas por sequía en el Chaco boliviano.

Ganado siente los efectos
La sequía también se siente en Pailón, donde no llueve desde hace tres meses. Los campos agrícolas han comenzado a secarse, al igual que los atajados.

En San Ignacio, según el corresponsal Carlos Quinquiví, la falta de pasto está provocando el debilitamiento del ganado vacuno e impactando producción de leche.

Desde Camiri, el corresponsal Teófilo Baldiviezo reportó que, de acuerdo con la evaluación de daños por sequía realizada por la Subgobernación de la provincia Codillera, Boyuibe, Charagua y Cuevo son los más afectados.

Parámetros de daños
De acuerdo con el reporte preliminar de cuantificación de daños, realizado por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) del Viceministerio de Defensa Civil, del 1 de junio al 22 de octubre, se registraron 649 familias afectadas y 1.500 cabezas de ganado perdido por sequía.
Defensa Civil prevé entregar hoy 30 toneladas de alimentos y herramientas en el municipio de Charaña, afectado por el fenómeno natural

La Paz Campesinos y animales beben agua de un pozo

Los pobladores de la Tercera Sección del Municipio Calacoto de la provincia Pacajes del departamento de La Paz comparten la poca agua de las qh’otañas (reservorios) con vacas, burros y perros, ante la falta de lluvia.

El testimonio corresponde al responsable de la Comisión de Desastre Natural de la Alcaldía de esa región, Clemente Sarsuri, quien llegó ayer a la ciudad de La Paz para pedir a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) que medie ante la Gobernación paceña para lograr ayuda.

“No hay agua en las comunidades porque ahí simplemente vivimos por qh’otañas, de esas qh’otañas tomamos todos, seres humanos, animales como ser burro, perro, vacas, zorros, las aves también todos tomamos de eso, pero esas aguas lamentablemente hasta estas fechas ya se están secando, están muriéndose los animales día tras día. Hay vacas muertas, camélidos muertos, ovejas muertas, estamos en una triste realidad las comunidades de la Tercera Sección del municipio de Calacoto”, declaró a Erbol.

Las qh’otañas son parecidas a unos pozos muy bien elaborados para captar agua de lluvia. Son reservorios del líquido elemento, empelados especialmente para la época de sequía. Sin embargo, Sarsuri señaló que desde abril dejó de llover en sus pueblos y ahora ya no cuentan con agua.

Al menos son nueve mil familias campesinas afectadas por esta situación de las markas Calacoto y Ulluma.

Sarsuri contó que optaron por llevar sus ganados vacuno y camélido hasta los ríos Mauri, Desaguadero y Achuta que quedan a 30 y 40 kilómetros de sus comunidades. Por la distancia, sus animales se mueren en el camino de sed y por falta de alimento. A veces optan por darles un día agua y otro no.

“Pero esos ríos quedan de las comunidades a 30, 40 kilómetros, asimismo algunas comunidades llevan a hacer tomar (a sus ganados agua) al río Desaguadero, como también al río Mauri pero en el trayecto de ida y vuelta los animales van muriéndose porque ya no pueden resistir por falta de alimentación y por falta de agua”, lamentó.

Wednesday, October 22, 2014

Accesorios de la red de agua potable en el centro ya cumplieron su vida útil

En el centro de la ciudad se reportan periódicamente fugas de agua debido a fisuras en los accesorios o tuberías que según el gerente técnico del Servicio Local de Acueductos y Alcantarillado (SeLA) Oruro, Rolando Herrera, ya cumplieron su vida útil.

Este fin de semana en la esquina de la calle La Paz y Tupiza se advirtió la fuga de agua que habría comenzado el viernes por la noche, hecho que generó preocupación en los vecinos, otro problema similar se reportó la semana anterior en la calle Caro y Washington, ambos casos ya fueron atendidos.

"La fuga de agua que se produjo en el sector de la Ranchería se debe a una fisura de una cruceta, accesorio que permite la dotación de agua a diferentes viviendas del sector, esto por cumplimiento de vida útil, siendo que estos accesorios fueron instalados hace 17 a 18 años, cuando se cambió toda la red del casco viejo de la ciudad", aseveró Herrera.

Además detalló que este tipo de problemas se presentan con mayor frecuencia y que se atienden a la brevedad posible, con el cambio de accesorios.

En cuanto a la tardanza en la atención a esta fuga, que según los vecinos habían hecho conocer a SeLA el viernes por la tarde, Herrera aseguró que desconocía ese tema y que fue recién el sábado por la tarde que se percataron del hecho cuando se hacia la inspección rutinaria a la planta de producción de agua, por lo que se programó el trabajo y el domingo desde tempranas horas se habría atendido el problema.



DEHENE

Otro tema que habría sido atendido este domingo, fue la fisura de una tubería de 8 pulgadas de cemento, producido durante los trabajos de asfaltado en la avenida Dehene, lo que generó que algunos vecinos del sector se quedaran sin el liquido elemento, mismo que fue subsanado.

"Son hechos que no pueden ser controlados por SeLA, pero podemos pedir a la ciudadanía que cuando vean que existe un derroche de agua ya sea por fugas o filtraciones, se comuniquen inmediatamente con SeLA para la atención inmediata", indicó Herrera.

Epsas no cuenta con teléfono de emergencia

Producto del taponamiento de alcantarillado en la zona de San José de Yunguyo, el pasado lunes varias casas se vieron afectadas con la inundación de aguas servidas, sin embargo, al buscar ayuda de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas) descubrieron que esta entidad no cuenta con un teléfono para la atención de emergencias.

De acuerdo con la denuncia de varios propietarios de viviendas de la avenida Cuzco, ubicada en la mencionada zona alteña, aproximadamente a las 12:15, luego de una persistente lluvia, varios vecinos se pusieron en alerta, cuando vieron que sus casas comenzaban a llenarse de las aguas servidas, producto del taponamiento de la cámara distribuidora.

Luego de un intento de sacar las aguas servidas que inundó más de tres domicilios, los afectados decidieron llamar al teléfono de emergencia que viene adjunto en las facturas de este servicio, pero que nadie contestaba.

Luego de varios minutos de insistencia para lograr conseguir ayuda, las víctimas de la inundación consiguieron contactarse con el gerente de la empresa, Jorge Chávez, quién a insistencia de los pobladores del lugar se comprometió a que en 10 minutos una cuadrilla de emergencia iría al lugar, sin embargo este hecho no aconteció mientras los afectados trabajaban como podían para bajar las aguas que ingresaban a gran parte de sus casas.

Una de las vecinas más afectadas con este problema fue Adelia Paucara, denunció también que luego del compromiso por parte del gerente de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Espas), que fue aproximadamente a las 13:00 horas del lunes pasado, luego de aproximadamente tres horas, llegaron dos funcionarios para intentar darle solución al problema cuando ya los vecinos habían logrado controlar el conflicto como pudieron.

“Es una pena que una empresa de la talla de Epsas, no pueda contar con un teléfono de emergencia para pedir auxilio en este tipo de casos a pesar de que nosotros pagamos el servicio de manera correcta y que sea una burla y falta de respeto a los usuarios que a pesar de que en la factura que recibimos viene el número de emergencia 800108844, que sea solamente falta de respeto a nosotros y que más de un millón de habitantes que somos en esta ciudad esta empresa no pueda contar con este servicio”, manifestó la afectada.

Por su parte, EL DIARIO tomó contacto con el gerente de Epsas, Jorge Chávez, quien confirmó que desde hace mucho tiempo atrás la empresa no cuenta con este servicio de comunicación, aduciendo que debido a los últimos problemas suscitados en el cambio de autoridades se ha descuidado este tema, pero que en los próximos días se le dará solución.

Monday, October 20, 2014

Potosi Indígenas niegan vender agua y dicen que vulneran sus derechos

Indígenas del ayllu Jesús de Machaca niegan rotundamente acusaciones de venta de agua a empresas mineras y conminan a la Administración Autónoma Para Obras Sanitarias (Aapos) a probar sus acusaciones.
Así lo declaró a el Potosí el corregidor del ayllu, Martín Tijra, quien sostiene que los comunarios no se benefician con centavo alguno de dinero por el recurso hídrico; al contrario, afirmó que sus derechos son conculcados al no acceder al agua potable.
La aseveración de la autoridad originaria viene a raíz de que en la audiencia de acción popular se denunció que los comunarios estarían vendiendo agua a las empresas mineras.
“El ayllu Jesús de Machaca no vende agua. Y no conozco esa plata de la venta de agua, ni diez centavos. Como ayllu, vamos a seguir con el proceso porque nos tiene que justificar el señor (Wiliams) Cervantes la venta de agua. ¿De dónde estamos vendiendo?, ¿de qué parte? Nosotros no nos vamos a quedar manos cruzadas”, advirtió el corregidor.
Martín Tijra afirmó que el recurso de acción popular tiene el objetivo de que el ayllu Jesús de Machaca sea parte del directorio de la Administración Autónoma Para Obras Sanitarias (Aapos).
“Nosotros también queremos ser partícipes, quizá, de las aguas contaminadas que Aapos está vendiendo. ¿Por qué queremos ser partícipes? Porque, como ayllu, no hemos recibido ninguna indemnización por la contaminación existente en la zona”, expresó.
“Nosotros carecemos de agua, aquí en Potosí hay agua para tomar o ducharse, pero en estos tiempos en mi ayllu no hay. Nosotros pensamos que tenemos los mismos derechos de los ciudadanos de la ciudad pero, lamentablemente, Aapos está vulnerando nuestros derechos”, complementó.
Dijo que si bien en la primera instancia no salió como esperaban, ahora apelarán a la siguiente instancia donde, según él, serán escuchados por las autoridades judiciales.
“Queremos ser parte del directorio de Aapos, queremos saber cómo se maneja nuestro recurso hídrico esta institución”, dijo Martín Tijara, corregidor del ayllu Jesús de Machaca. No obstante, las autoridades judiciales en la resolución de la acción popular recomendaron a los ejecutivos de Aapos iniciar los trabajos para la dotación del agua potable a todas las familias que viven en el ayllu.
Sin embargo, a la fecha los funcionarios de la empresa de servicio trabajan en la planificación de llevar agua potable a todas las familias que viven en el distrito 16 de la jurisdicción municipal de Potosí.

CORREGIDOR DEL AYLLU

““El ayllu Jesús de Machaca no vende agua. Y no conozco esa plata de la venta de agua”.
Martín Tijra